Invítame a un café

#CAL Amineko: Pomineko.

30 de diciembre de 2013


Hace un par de meses, Gemma del blog Wasel Wasel nos propuso hacer un #CAL de un amineko (gato de amigurumi en japonés) siguiendo el patrón de Momochi Amigurumi, que podéis ver aquí. El patrón está traducido al español de otro original con diagramas, que os pongo aquí.

El caso es que he llegado tarde, es decir, todas las participantes ya acabaron su amineko hace unas semanas y yo me quedé rezagada. He tenido poco tiempo y pasé por un momento difícil cuando ellas empezaron. Pero como dice el dicho: más vale tarde que nunca. Y aquí estoy con mi amineko al que he llamado Pomineko...por aquello del juego de palabras :)

Este Pomineko ha viajado a Valencia. Su nueva dueña, Natalia del blog Las Creaciones de Bea y Natalia, me ha confesado que está encantada con su regalo...y más contenta estoy yo de que le haya gustado.

Aquí os dejo unas fotillos de Pomineko antes de su gran aventura de viajar Málaga-Valencia en tan solo un día.




Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo. Yo he disfrutado mucho.
Os mando un beso soñador a cada uno de vosotros/as.

Cómo usar el aplicador de piedras Strass del Lidl.

27 de diciembre de 2013


Hace algún tiempo, mi amiga Esther, del blog Créame y más, me regaló este juguetito para aplicar piedras en la ropa. Y hasta el día de hoy no lo he estrenado (ya me vale). He estado haciendo algunas pruebas antes de hacer las fotos sobre un trozo de tela vaquera...y ahí va mi opinión sobre este producto y su uso.

Empezaré comentando lo que contiene la caja:

- el aplicador de piedras
- una bolsita con distintos cabezales intercambiables
- un soporte
- dos tubitos con piedras diferentes


Esta es la punta del aplicador. Cada cabezal se intercambia cuando el aplicador está desenchufado y frío. Los cabezales tienen una rosca, no se introducen a presión ni se aplica demasiada fuerza,ya que podríamos pasarnos de rosca. Hay cabezales con distinto tamaño y forma, para aplicar todo tipo de piedras.


Además, la caja contiene un soporte metálico que sirve para sujetar el aplicador cuando está enchufado y calentándose, mientras trabajamos con él o mientras está desenchufado y enfriándose.


El aplicador tarda unos 5 minutos en alcanzar su temperatura óptima. Debemos colocar primero la piedra en el lugar que queramos (con el brillante hacia arriba) y luego colocamos el cabezal sobre ella, lo más vertical posible. El calor se encargará de fundir el pegamento que trae la piedra por la parte de abajo. Al cabo de unos segundos, podemos levantar el aplicador y la piedra quedará bien pegada al tejido.


Así de sencillo....y ahora os explico una serie de observaciones.
  • Algunas piedras se me quedaban atascadas dentro del cabezal. Puede deberse a que el pegamento se une al cabezar y se queda enganchado o a que el cabezal que estoy usando es más grande que el diámetro de la piedra. En cualquier caso, podemos sacarla con la ayuda de unas pinzas.
  • Algunas piedras se ladean o no pegan bien. Lo he solventado quitándolas y poniendo otras nuevas.
  • Cuanto más he apretado el aplicador contra el tejido peor, no hace falta ejercer mucha fuerza.
  • El tiempo mínimo que he dejado el aplicador sobre la piedra es de 5 segundos, he comprobado que si es menos tiempo, la piedra no se pega bien y se puede desgarrar con la uña.
  • Cuando se desenchufa el aparato, tarda bastante en enfriarse, paciencia.
En definitiva, es un aparato fácil de usar pero con el que hay que tener mucho cuidado con las quemaduras. Es barato (creo que su precio es de 9,90€, piedras aparte) y su acabado es robusto.
De momento, lo recomiendo para aquellos que quieran darle un toque personal a sus cosas.

Y creo que eso es todo. De todas formas, quiero abrir aquí un foro para que me deis vuestra opinión sobre el producto y para que vayamos pasándonos trucos y consejos. ¿qué os parece?

DIY: un centro de mesa navideño.

24 de diciembre de 2013


¡¡Hola holaaaa!! Esta noche es Noche Buena :) Y pronto se acabará el año. ¿Os habéis portado bien? Yo creo que sí ♥♥♥♥♥♥. Somos todos muy buenos :)

Hoy os enseño uno de los últimos tutoriales del año. Sí, se acaba 2013 y comienza 2014. Espero que este próximo año venga cargado de buena salud y alegrías. Sigo el camino en búsqueda de la felicidad, la que últimamente no he tenido. Pero bueno, no es momento de ponerse melancólica. Que esta manualidad es muy divertida y he disfrutado mucho haciéndola. Se trata de un centro de mesa para la cena de Noche Buena.

Os dejo con el paso a paso visual:








Que paséis una noche muy especial en compañía de vuestros familiares y amigos más queridos. Os mando mucha energía positiva y os deseo felices fiestas. Un beso soñador para cada uno, como siempre :*

Cómo rematar una bufanda con el telar maya.

20 de diciembre de 2013


Hola pomelillos y pomelillas. ¿Cómo están ustedeeeees? El otro día os mostraba cómo hacer una bufanda con un telar maya y hoy voy a explicar cómo se remata la labor. Es muy sencillo.

La bufanda es para un amigo que vive en NY y que viene a pasar las fiestas a Málaga, así que aprovechando la ocasión, le voy a regalar esta bufanda para que no pase frío allí donde vive. Espero que sea de su gusto.

Bueno, al lío. Los MATERIALES que vamos a necesitar para rematar la bufanda son:

- Nuestra bufanda enganchada al telar maya, tan larga cómo queramos
- Un ganchillo
- Unas tijeras

Primero nos vamos al lado contrario del telar donde tenemos la hebra final de la labor y sacamos del clavo superior izquierdo el primer punto.


Seguidamente, y con cuidado, sacamos el punto de abajo.


Metemos con mucho cuidado y con la ayuda del ganchillo, el segundo punto que hemos sacado dentro del primer punto. Ahora sacamos el tercer punto de arriba y repetimos el proceso. Metemos el tercer punto dentro del segundo....y así hasta el último punto del telar. Recordad que vamos sacando los puntos en zigzag (de arriba a abajo).



Cuando hemos llegado al último punto, nos quedará un bucle y una hebra. Metemos la hebra dentro del bucle y apretamos fuerte, haciendo un nudo al final.


Después cortamos la hebra sobrante. Para que el nudo no se escape jamás, podemos ponerle encima una gotita de pegamento de contacto extrafuerte.


Esta bufanda es un regalo como dije al principio, así que le he añadido una tarjetita adornada con el sello de un gatito y con la frase "espero que te guste" escrita con rotulador indeleble.


Espero que os haya gustado tanto como a mí este proceso de tejer una bufanda en telar maya, desde el montaje de los puntos hasta el remate de los mismos. Un beso soñador y nos vemos en el próximo post...¡¡ciao!!

DIY: un bolsito de punto multiusos.

16 de diciembre de 2013


Buenos días pomelillos. ¿Cómo hemos empezado la semana? Espero que con mucha energía y ánimos.
Hoy os quiero enseñar un proyecto que se me ocurrió sobre la marcha y que ha dado buen resultado (al menos para mi gusto), ya que a veces, las mejores ideas nacen de repente y sin ser meditadas mucho.

Resulta que tenía por casa una madeja de lana amarilla con la que comencé lo que iba a ser una bufanda o cuello (no lo tenía claro) y que no tenía acabado. Pensé que si lo dejé a medias es porque a pesar de todo, no lo iba a terminar. Así que rematé la labor por donde la llevaba, unos 33 cm de largo, y pensé en "reciclarla".

Nació entonces este bolsito de punto multiusos, que se puede usar como bolso de mano, neceser, guarda-documentos....

Está hecha con lana acrílica para agujas de 3-3.5 mm y en punto BOBO. Vamos con los materiales que vamos a necesitar:

- Un tejido hecho de punto (podéis sustituirlo por fieltro, tela, arpillera...lo que queráis)
- Tela de algodón para hacer el forro interior
- Dos botones
- Aguja e hilo para coser a mano
- Tijeras
- Cinta métrica
- Alfileres


Lo primero que vamos a hacer es coger el ovillo de lana amarilla y hacer dos ojales en uno de los extremos de la labor rematada. Yo he tomado como referencia la mitad del tejido, midiendo con la cinta métrica y dejando 4 cm por ambos lados.


Luego medimos el total de la labor (ancho y alto). Estas medidas serás las mismas que usaremos para cortar la tela del interior. A esta tela le vamos a planchar unos dobladillos de medio cm en todos sus lados y seguidamente la colocamos sobre el tejido, afianzándola con alfileres.
Fijaos que la tela está al derecho y los dobladillos hacia dentro.


Con aguja e hilo (yo he cogido de color blanco porque luego no se va a ver, pero si es del mismo color que la labor, mejor), vamos cosiendo la tela con puntadas pequeñas y casi invisibles.


Una vez cosida la tela interior, doblamos la labor dejando una solapa, afianzamos con agujas y cosemos ambos laterales. A la misma altura de los ojales, cosemos los botones. ¡¡¡Y listo!!! Nuestro bolsito multiusos está listo para utilizar, regalar, vender...


Yo, por ejemplo, lo voy a usar para llevar en el bolso de calle unas toallitas, mi cepillo de dientes de viaje, un poco de maquillaje...


Espero que os haya gustado y que aprovechéis todas las cosillas que tengáis por casa y que no sepáis que uso darle. Porque de una labor abandonada puede surgir otra nueva. Un beso soñador a todos :)

DIY: cómo hacer una bufanda con el telar maya.

13 de diciembre de 2013


La semana pasada os prometía enseñaros cómo se hace una bufanda con un telar maya (ya sea casero o comprado) como el que veis en la foto. A día de hoy los venden muy baratos y se les saca bastante partido en esta época del año. Además, la labor cunde mucho, podemos tener una super bufanda, cuello, chal, gorro....en muy poco tiempo. Es más rápido que el crochet y el punto con dos agujas.

En una entrada de hace más de dos años, os explico como haceros un telar maya o en inglés "Knitting Loom". Podéis verla aquí.

Ahora vamos a ver el montaje de la lana. Como podréis observar, he puesto lana doble, es decir, he usado dos ovillos de lana porque con uno observé que la bufanda no quedaba suficientemente tupida.

  1. Hacemos un nudo corredizo con los dos cabos sueltos de los ovillos (si estamos usando sólo un ovillo, pues usamos sólo un cabo).
  2. Lo insertamos en el primer clavo (superior de la izquierda del telar) y tiramos de la hebra que va al ovillo para ajustarlo y que no se salga.
  3. Vamos enganchando la hebra en cada clavo (de izquierda a derecha del telar), en zigzag, de abajo a arriba y a modo de 8, es decir, rodeando el clavo, justo como se ve en la imagen inferior. Al llegar al último clavo del telar, sujetamos la hebra con una mano y con la otra, vamos bajando la lana hasta abajo del todo.
  4. Ahora, volvemos a repetir la operación hacia el lado opuesto, montando la lana de derecha a izquierda.
  5. Con la ayuda de un gancho o aguja de crochet, vamos pasando los puntos de abajo sobre los de arriba, en todos los clavos, sin olvidar ninguno.
  6. Una vez pasados todos los puntos, bajamos de nuevo la lana hasta abajo y montamos otra vuelta encima de los puntos anteriores. Y repetimos el mismo proceso de pasar los puntos de abajo encima de los de arriba.
  7. Poco a poco y con cada vuelta, veremos que nuestra labor va saliendo por la abertura central del telar. El tipo de punto que estamos haciendo es el llamado PUNTO INGLÉS. Es un punto muy bonito, que queda cruzado y simétrico.








Este tipo de dibujo que va haciendo el tejido se llama PUNTO INGLÉS.
Como aún no he acabado la bufanda, no puedo mostrar como se rematan los puntos, es muy sencillo también. Así que en el próximo post os enseñaré cómo acabar la labor y rematar los puntos. Incluso puede que le ponga flecos a la bufanda, jejeje.

Un beso soñador, como siempre a cada uno y una de mis lectores y lectoras.

Fotografía 2: cómo hacer tu propio filtro bokeh...Blogueras Motivadas.

9 de diciembre de 2013



Hola Blogueros/as Motivados/as. Esta es la segunda parte del blog que os dije, donde os enseño cómo hacer un filtro para conseguir un efecto bokeh con distintas formas: estrellas, corazones, rombos...

Los materiales que vamos a necesitar para hacer un FILTRO BOKEH son:

- Cartulina negra
- Lápiz y tijeras
- Cinta aislante o celo
- La tapa del objetivo



Primero vamos a dibujar en la cartulina el contorno de la tapa del objetivo que vamos a usar para esta técnica. En este caso, yo he usado el objetivo 18-55 mm de mi Canon. Luego hacemos un círculo alrededor un cm más grande.


Dibujamos a ojo unas pestañas, mínimo 3, aunque cuantas más tenga, mejor sujeción tendrá luego el filtro al objetivo. Además, dibujamos en el centro del círculo un motivo y lo recortamos. En este caso es un corazón, pero puede ser el que más os guste.


Doblamos las pestañas y las pegamos al objetivo con un poco de celo o de cinta aislante.



Ahora llegó la hora de hacer las pruebas. Yo soy novata con esta técnica, aún estoy empezando a practicarla. En la foto inferior vemos la técnica bokeh sin filtro. Las luces del fondo aparecen desenfocadas y con forma redonda. En primer plano vemos a mi pequeña Misio, que se ofreció gustosa a posar como modelo. A su izquierda vemos una taza-vela, que ilumina a Misio.

Colocamos el objeto principal cerca de nuestra cámara, las luces al fondo, ponemos la cámara en AV, seleccionamos la menor f/ que nos permita el objetivo, enfocamos manualmente al objeto principal y disparamos. Yo he usado un trípode para dar más estabilidad al disparo.

Bokeh sin filtros.
Después le he colocado el filtro al objetivo y he hecho exactamente lo mismo que antes. Podéis observar como algunos círculos de las luces aparecen con forma de corazón. Lo ideal hubiera sido que todos hubieran salido con forma de corazón, por eso digo que tengo que seguir practicando hasta que lo consiga.

Bokeh con filtro. Las flechas blancas señalan los corazones. Tengo que seguir practicando.
Bueno, de momento es todo. Cuando consiga mejores fotos con esta técnica, las iré colgando en mi Galería de Flickr, que podéis ver aquí. Espero que os guste :)

Os mando un beso soñador a cada uno de vosotros, Blogueros Motivados :*

#5 #DIOGENERAS ESPECIAL NAVIDAD: una bola de nieve.

6 de diciembre de 2013


Hola de nuevo, diogeneros y diogeneras. Hoy nos encontramos con una nueva fiesta de enlaces especial de NAVIDAD. Estoy muy contenta de poder participar un mes más con nuevas ideas de reciclaje útil. Os recomiendo que esta manualidad que os enseño la hagáis con los pequeños de la casa, si es que tenéis niños cerca. Es muy fácil y muy divertida. Se trata de una bola de nieve, típica de estas fechas. Vamos a ponerla en práctica...

Para hacer esta bola de nieve necesitamos los siguientes MATERIALES:

- Pintura en spray dorada
- Bote de cristal con tapadera
- Muñeco de plástico o motivo navideño
- Pegamento instantáneo
- Billantina
- Agua


Comenzamos pintando la  tapadera del bote con pintura en spray. Dejamos secar y repetimos con una segunda capa si vemos que es necesario. Lo mismo haremos con la parte de abajo.
 

Lo siguiente será pegar bien con pegamento fuerte de contacto el muñeco a la parte de abajo de la tapa. Dejamos secar bien.



Echamos brillantina dentro del bote y lo llenamos de agua casi al ras del borde.


Cerramos con la tapa, apretando bien para que el agua no se salga y le damos la vuelta.



Agitamos bien nuestra bola (bote) de nieve para que la brillantina flote en el agua.
¡¡Listooo!! Ya tenemos nuestra bola de nieve casera 100% reciclada. Espero que os haya gustado. Nos vemos en la próxima fiesta de enlaces de DIOGENERAS. Un beso soñador :)