DIY: cómo hacer un yoyó con material reciclado.

8 de octubre de 2018



Buenos días de lunes pomelillos. Hoy os quiero enseñar una manualidad muy fácil de hacer con niños...crear juguetes con materiales reciclados. En este caso hemos reciclado dos tapones de garrafa, que son un poco más grandes que los de botella, y hemos hecho un yoyó. Es muy sencillo de hacer y los materiales son fáciles de encontrar por casa.

Los materiales que necesitamos son:

- Dos tapones de garrafa.
- Un tornillo pequeño
- Destornillador
- Pistola de silicona caliente y barras de silicona
- Cordón de algodón
- Lápiz
- Tijeras
- Papel de regalo
- Pegamento


Primero hacemos un agujero en el interior del tapón, justo en el centro, y atornillamos el tornillo de tal forma que sobresalga por el otro lado. Cuidado con la superficie de trabajo, podemos dañarla. Lo mejor es trabajar sobre un cartón o un tablón de madera que no nos sirva.


Atornillamos el otro tapón de tal manera que ambos queden unidos por la superficie redonda y el tornillo no sobresalga de los tapones, dejando en medio un espacio de un par de milímetros.


Enchufamos la pistola de silicona caliente y cuando ya esté lista, empezamos a rellenar con la silicona ambos tapones hasta el borde, intentando que la superficie quede lo más lisa posible. Primero un tapón y cuando se solidifique, rellenamos el otro.
La silicona le da el peso necesario para que el yoyó se pueda "bailar" bien.


Antes de que la silicona se endurezca, podemos recortar dos círculos del mismo diámetro que los tapones y pegarlos, o utilizar pegamento en barra para ello. Primero pegaremos uno y después el otro.


Cogemos el extremo de un ovillo de cordón de algodón y lo pasamos entre los dos tapones. Hacemos un nudo fuerte. Después cortamos unos 50-60 cm del cordón y realizamos un nudo corredizo en ese extremo.



Y ya está listo nuestro yoyó casero. Funciona perfectamente y a mi niña le encanta. Espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo post.
Un beso soñador :*

Manualidades para el otoño con hojas secas.

1 de octubre de 2018

El otoño entró el pasado día 22 de septiembre en el hemisferio norte. Esta época del año me encanta porque ya empieza a hacer fresquito, comienzan las primeras lluvias y todo se vuelve de color marrón, ocre, rojizo y amarillo. Los árboles pierden sus hojas secas  y nosotros podemos utilizarlas para hacer manualidades.
Las hojas secas de los árboles las podemos utilizar sobre todo para decorar. Se pueden recolectar en cualquier parque o jardín que haya en la ciudad o visitar el campo en un día libre para recogerlas y pasar un buen rato.
Con este post participo en el reto facilísimo.



Con un poco de pegamento y rotuladores de colores o pinturas acrílicas podemos hacer manualidades con los más peques usando las hojas para hacer animales o graciosos personajes.
Os dejo unos ejemplos que hemos estado haciendo mi hija y yo.


Además os dejo dos ilustraciones hechas por mi para que podáis descargarlas y pintarlas a vuestro gusto. Son dibujos de dos hojas de diferentes árboles, la primera es de un arce y la segunda de un castaño.


Para descargar las imágenes solo tenéis que pinchar sobre ella con el botón secundario del ratón y elegir la opción de "guardar la imagen como..." y ya eliges dónde guardarla en el PC.

Espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo post. Besos soñadores :)

DIY: posavasos de arcilla polimérica.

27 de septiembre de 2018


Buenos días pomelillos. Hoy os traigo un DIY de estos prácticos y útiles, además de geniales para tener en casa y que nos ayudan a conservar nuestros muebles. Se trata de unos posavasos de arcilla polimérica del blog de THE LOVELY DRAWER.

Hace un tiempo os enseñaba cómo hacer unos llaveros de arcilla polimérica, ¿os acordáis? Si no, os dejo el enlace aquí.
Pues bien, este tutorial es muy similar.

Los materiales que se necesitan son:
- Arcilla polimérica blanca.
- Cortador de galletas redondo.
- Rodillo.
- Pintura azul para porcelana.
- Pincel fino.

Paso a paso:
1. Precalienta el horno a 120ºC o como lo aconseje el fabricante de la arcilla polimérica.
2. Amasa la arcilla para ablandarla un poco y extiéndela sobre una superficie plana y lisa con la ayuda de un rodillo.
3. Usa el cortador para darle forma redonda. Haz tantas piezas como posavasos quieras.
4. Hornea durante 30 minutos las piezas y despues déjalas enfriar.
5. Una vez frías, pinta un diseño, el que más te guste, sobre las piezas. Todas serán únicas. Puedes probar primero un diseño sobre un papel y después lo copias en los posavasos. La pintura debe ser para cerámica.
5. Luego coloca de nuevo las piezas en el horno durante otros 30 minutos para fijar la pintura.

Y ya tienes los posavasos listos para poner tus bebidas encima y así, proteger tus muebles.


Espero que os haya gustado. Os mando un beso soñador a cada una :*

DIY: una alfombra de crochet rectangular.

22 de septiembre de 2018


Esta es la manualidad más sencilla de crochet que he hecho nunca...

Hola pomelillos, feliz fin de semana. Hoy os quiero enseñar a hacer una alfombra de ganchillo para el baño o la cocina, o para donde queráis ponerla, que también sirve en la entrada de casa o a los pies de la cama.
Está confeccionada con la técnica de ganchillo, en la que se utiliza una aguja  que por un extremo tiene un gancho y el por el otro un mango para sujetarla. Para elaborarla he usado lana acrílica para agujas de grosor 4.5-5 mm de colores blanco, negro y naranja neón. Son de la marca CARICIA SPORT y se pueden encontrar en mercerías y bazares chinos a un precio asequible: entre 1.80 y 2€.

Se puede hacer también de trapillo, lo que más os guste.


La alfombra comienza con punto de cadeneta, tantos como larga queremos la pieza. En mi caso he montado unos 190 puntos. Luego se hacen puntos altos o varetas, unas 7 vueltas por cada color, alternando el color blanco con el color negro. Os dejo el diagrama de cómo se hacen los puntos altos:




Para darle un toque más moderno y colorido, el borde lo he rematado con punto bajo alrededor de toda la alfombra. He usado un color que contrata con el blanco&negro, un color naranja neón que le da ese toque llamativo que le falta.

Y así es como ha quedado. Se hace muy rápido y resulta una labor muy entretenida, para las tardes libres en casa cuando llueve.


Espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo post, os mando millones de besos soñadores :)

DIY: Llaveros sencillos con arcilla polimérica.

18 de septiembre de 2018


Buenos días pomelillos, de nuevo vendo para enseñaros un DIY de esos sencillos que me encantan porque quedan muy resultones. Además, estas manualidades son geniales para regalar. Hoy os traigo un tutorial para hacer unos llaveros de arcilla polimérica. Son del blog SUGAR & CLOTH.

Vamos con el paso a paso:

1. Modela un trozo de arcilla polimérica blanca o del color que quieras. También sirve pasta de sal o arcilla normal para esta manualidad. Extiéndela bien con la ayuda de un rodillo o algo que tenga forma cilíndrica, como un vaso o una botella de cristal.

2. Con un cortapastas o un molde redondo, saca dos (o los que quieras) círculos de arcilla.

3. Hazles un agujero en uno de los bordes con la ayuda de un lápiz o un objeto puntiagudo.

4. Hornea la arcilla en el horno a 120-150ºC durante 15-20 minutos.
La que yo uso es de la marca FIMO SOFT, pero en el mercado hay más variedad.

5. Cuando la arcilla se haya enfriado, procede a decorarla con pintura acrílica. Deja secar la pintura y cubre con barniz cerámico, para que quede brillante y protegido. Esto puede ser opcional.




¡¡Y los llaveros ya estarían listos!! ¿Os ha gustado el DIY? A mi me ha encantado, así que os dejo con más imágenes de los llaveros:




Nos vemos en el próximo post, besos soñadores :)

Cómo coser un monedero con boquilla metálica.

14 de septiembre de 2018



Buenos días pomelillos. Os quiero enseñar hoy un DIY precioso para hacer un monedero de tela con boquilla, del blog de SONATINCA HANDMADE. El tutorial es muy sencillo y no se necesita mucho tiempo para llevarlo a cabo. Como siempre os digo, los materiales que se necesitan son fáciles de encontrar en cualquier mercería o tienda online que se dedique a la costura.

Los materiales que se necesitan son:
- Cierre de boquilla de 8.5 cm de ancho.
- Tela estampada para el exterior.
- Tela de forro.
- Tela termofusible.
- Hilo, aguja y tijeras

Paso 1: imprime el patrón y comprueba que 1 cm corresponde a la medida real. La flecha en el patrón indica la dirección de costura.
Corta dos piezas de la tela externa y otras dos de la tela de forro. Marca en las telas los puntos A, C, A1 y C1. Haz lo mismo con la tela termofusible. Ésta va planchada a la tela exterior.


Paso 2: Cose la parte inferior de la tela exterior y plancha la tela termofusible por ambos lados. Observa que las marcas C1 coincidan.


Paso 3: cose desde los puntos A a A1 y plancha las costuras.


Paso 4: cose las esquinas.


Repite del paso 1 al 4 con la tela de forro.

Paso 5: dale la vuelta al forro y mételo dentro de la tela exterior al revés.




Paso 6: cose el borde de la tela exterior con el borde de la tela de forro dejando un espacio en el centro para poder darle luego la vuelta.


Paso 7: dale la vuelta a las telas. Extiéndelas con el bolsillo dentro. Afianza el agujero con  alfileres para hacer un pespunte encima para cerrarlo.


Paso 8: cose los bordes con un pespunte a 1 mm del borde.


Paso 9: determina el centro de los bordes superiores del monedero. Para ello, dobla el monedero por la mitad, conectando los puntos A y A1. Marca el centro de los bordes de ambos lados.


Paso 10: haz coincidir el centro del borde superior con el centro de la boquilla metálica.



Paso 11: comienza a coser desde el centro hacia los extremos. Cuando llegues al primer extremo, cose en dirección opuesta y vuelve de nuevo al centro.




¡¡El monedero ya está listo!! Espero que te haya gustado y que lo pongas en práctica. Os mando millones de besos soñadores. Nos leemos en el próximo post.


Ideas para la vuelta al cole.

9 de septiembre de 2018


Bolsita para el almuerzo.


Toppings de amigurumi para los lápices. 


Estuche de tela con cremallera.

Estuche de fieltro para los peques de la casa.


¡Buenos días pomelillos! Hoy os quiero mostrar un DIY genial para hacer para los más pequeños de la casa. Se trata de unos estuches de fieltro con forma de animal/monstruo que podrán llevar al cole o dejar en casa, con todos los lápices, bolígrafos y rotuladores ordenados. Es una manualidad muy fácil y no hace falta tener máquina de coser, aunque si tenemos una, nos facilitará mucho el trabajo.

Los materiales que se necesitan son muy fáciles de conseguir y muy baratos: fieltro de varios colores, una cremallera, tijeras, alfileres, hilos y aguja de coser. Las plantillas se pueden dibujar en un folio, son forman básicas: un rectángulo de bordes redondeados, círuclos para los ojos, triángulos...nada difícil.

Los más peques de la casa se llevarán una sorpresa enorme y podrán presumir de estuche en el cole :)


Este tutorial pertenece al blog de LIA GRIFFITH, os dejo el enlace aquí.


Me encantan, seguramente haga uno en forma de perrito para mi sobrino. Espero que os haya gustado. Nos vemos en el próximo post. Besos soñadores :)