Srta Pomelo

viernes, 3 de julio de 2015

DIY: cómo decorar una cinta métrica.


¡¡¡Muy buenos días!!! Y feliz viernes :)
Si tienes una cinta medidora de éstas que se enrollan y es un poco fea y aburrida, estáis en el sitio correcto. Hoy os traigo un DIY para cambiar y decorar nuestra cinta métrica con un poco de fieltro y con mucha imaginación.

Fijaos aquí abajo en la imagen de mi cinta antes de tunearla...es fea, ¿verdad? O al menos es un poco sosa. Pues eso va a cambiar en breve...


Los MATERIALES que vamos a necesitar son:

- Fieltro del color que más nos guste.
- Aguja e hilo
- Tijeras
- Lápiz para marcar


Lo primero que debemos hacer es dibujar el contorno de la cinta métrica y recortar dos óvalos y una tira larga. Sobre el óvalo delantero vamos a coser y bordar lo que más nos guste. Yo he hecho la carita de una niña con los ojos cerrados, con su lacito y sus coloretes.


Cosemos después la tira larga a la parte delantera de la "funda", dejando un pequeño trozo sin coser y que luego doblaremos hacia dentro. Es muy IMPORTANTE comenzar a coser la tira en el sitio donde la cinta se mete y se saca, porque esa parte quedará libre, con una abertura para que podamos seguir sacando la cinta.


Una vez cosida la tira con la parte delantera, colocamos la cinta métrica dentro y colocamos la parte trasera, y vamos cosiendo esa parte con la cinta dentro, de tal forma que cuando llegamos al final de la costura, doblamos la tira hacia dentro a modo de dobladillo. Si no entendéis bien esta parte (ya que es un poco difícil de explicar), por favor, dejadme un comentario e intento explicarlo de otra forma.
Por último, rematamos el hilo y lo cortamos.

Ya tenemos nuestra cinta métrica tuneada, bien divertida y bonita. ¿Os gusta? Espero que sí.
Nos vemos en el próximo post, un beso soñador :*

miércoles, 1 de julio de 2015

Biblioteca craft: Amigurumi para la casa.


Hola holaaa. Como cada semana, os traigo un post interesante sobre libros que componen mi biblioteca craft. Hoy os quiero hablar de un libro que me enamoró nada más verlo y como todos, tiene su historia. Se trata de Amigurumi para la casa, de Ana Paula Rímoli.

En este libro que Ana dedica a sus hijas, encontramos 16 proyectos para tejer a ganchillo, especial para la habitación de los más pequeños de la casa, como son alfombras. almohadones, peluches, cestos...todo en este libro es bonito.

¿Cómo llegó este libro a mí? Pues una tarde me encontraba de bajón en casa y decidí salir a darme una vuelta. Estaba preocupada por un tema personal y no conseguía dejar de pensar en él. Ese día pensé que una salida al centro de la ciudad me despejaría y me haría subir el ánimo. Iba por calle Nueva con dirección a ninguna parte, solo con ganas de caminar pero con la mente aún enfrascada en el "problema" y con ganas de buscarle solución. Me paré delante de la librería La Casa del Libro, en la cual nunca había estado y decidí entrar a echar un vistazo. Subí a la segunda planta, y por allí estuve curioseando hasta que lo vi. La portada me pareció tan bonita que los problemas se esfumaron de mi cabeza. Y al abrirlo me pasó lo mismo, solo veía belleza y cositas para hacerle a mi peque para su cuarto.

Las ideas que aparecen en este libro no tienen desperdicio, todas me gustan. Ya he comenzado una de ellas para la habitación de Elisita. Hay unos calientapiés de gato y perro que son un amor y muy facilitos de hacer. No es el único libro que tengo de esta autora uruguaya, pero ya os hablaré de los otros en otra ocasión.

El hada de los dientes, en España sería el famoso Ratoncito Pérez.

Este gusanito me ha enamorado, otra idea más que apuntar en la libreta de las ideas y proyectos por hacer.
Creo recordar que su precio rondaba los 15 euros. Nunca una sesión de subida de ánimo costó tan barata. Ese día, el día que compré el libro, me di cuenta que la solución al problema que me preocupaba, no dependía de mí, sino del tiempo. A día de hoy sigue estando ahí, pero ya no le doy importancia.

Que tengáis un feliz día.

lunes, 29 de junio de 2015

DIY: un tarro para las monedas.


Hace algún tiempo descubrí en el blog de Paty, de Azucarillos de Colores, una forma de ahorrar sólo con monedas de 2 euros. La idea original procede de WayaiulandiaSe trata de una especie de ahorro con una serie de normas que os dejo aquí debajo:

Imagen de Wayaiukanda.

Llevo unos meses ahorrando de esta forma, y claro, no tenía un lugar donde poder meter las monedas. Así que he cogido un tarro de cristal, le he quitado sus etiquetas y lo he limpiado y lo he tuneado a mi gusto para guardar el dinero que vaya ahorrando. 

He imprimido una etiqueta propia con el mensaje "Mis modedas de 2 euros" con un fondo blanco con topos negros. Lo he pegado con pegamento. 
Y la tapadera la he pintado con pintura en spray blanco.




Como dice una de las normas, hay que fabricarse una hucha molona y hay que mostrarla. Espero que os haya gustado. Es una manualidad bien simple pero resultona. Nos vemos en el próximo post.
Un saludo a todos mis pomelillos.

P.D. Se me ocurre que otro plan de ahorro puede ser el de meter una moneda en el tarro cada vez que se diga una palabrota (ya sé que esto está muy visto, pero puede valer) o por cada vez que nos saltemos la dieta, o por cada cigarro que nos fumamos cuando lo estamos dejando....

viernes, 26 de junio de 2015

DIY: trenzado de punto.


Buenos días mis queridos pomelos. Hoy vuelvo con vosotros para contaros que últimamente me ha dado por el punto, labor que no se me da tan bien como el crochet. He de decir que esto último lo estoy intentando paliar. Mi madre es toda una experta en ambos campos y siempre me ayuda y me instruye a la hora de cualquier fallo que pueda tener y la verdad es que le estoy cogiendo el gustillo a esto de tejer con varias agujas.

Ya os comenté una vez que me inicié en el tejido de calcetines básicos gracias a un tutorial de Siona (os dejo el enlace aquí) y que después he querido dar un paso más y tejer calcetines con motivos y dibujos. Tengo un par de ellos empezados que os enseñaré cuando tenga acabados.

Otro de mis retos personales es tejer con agujas circulares. Para ello voy a recurrir a Tamara, del blog DÉJALA QUE BAILE, con la que tengo muchas cosas en común y una historia pasada con reencuentro incluido digno de película. Un beso Tamara :*

Bueno, vamos a lo que vamos...quería mostraros el esquema que he seguido para hacer este trenzado tan bonito y voluminoso.

Lo que es el motivo de la trenza se teje con 18 puntos (6 puntos para cada cabo de la trenza) y luego yo he dejado espacio de 5 puntos en los márgenes del tejido y entre las trenzas, tejidos con punto bobo.

El trabajo es a 8 vueltas. Montamos 74 puntos (que se trabajarán en grupos de 5+18+5+18+5+18+5).

NOTA: el primer punto de cada vuelta lo pasamos a la otra aguja siempre sin hacer.

Primera vuelta: todos los puntos al derecho.

Segunda vuelta: 5 ptos derecho, 18 revés, 5 derecho, 18 revés, 5 derecho, 18 revés y 5 derecho.

Tercera vuelta:

  • 5 ptos derecho
  • 12 ptos derecho (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos derecho (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos derecho (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos revés (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos derecho (se reservan en una aguja auxiliar)
Se pasan 6 puntos de la aguja DERECHA a la aguja IZQUIERDA.
Se pasan los 6 puntos de reserva a la aguja DERECHA.
se tejen 12 ptos derecho de la aguja izquierda
  • 5 puntos derecho
Repetir el proceso 2 veces más (nuestra muestra tiene 3 trenzas en total).

Cuarta vuelta: igual que la segunda.

Quinta vuelta: igual que la primera.

Sexta vuelta: igual que la segunda y la cuarta.

Séptima vuelta:

  • 5 ptos derecho
  • 12 ptos derecho (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos derecho (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos derecho (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos revés (le damos la vuelta al tejido)
  • 6 ptos derecho (se reservan en una aguja auxiliar)
Se pasan 6 puntos de la aguja IZQUIERDA a la DERECHA.
Se pasan 6 puntos en reserva a la aguja DERECHA.
  • 5 puntos derecho
Repetir dos veces más.

Octava vuelta: igual que vuelta 4 y 6.



En principio parece algo lioso, pero una vez que haces las primeras vueltas, todo sale casi automáticamente puesto que es muy repetitivo. De todas formas, para cualquier duda, dejadme un comentario.


Espero que os haya gustado. Yo voy a utilizar esta muestra para hacer la funda de un cojín, solo me quedaría hacer la parte de atrás de la funda en punto inglés y coser las dos piezas.

Un beso soñador :)

miércoles, 24 de junio de 2015

Biblioteca Craft: Ganchillo, de las nociones básicas a proyectos espectaculares.


Seguimos otra semana más comentando en  el blog los libros que pertenecen a mi biblioteca craft. Hoy le toca el turno al libro "Ganchillo: de las nociones básicas a proyectos espectaculares". 
Se trata de un libro de tapa dura de 128 páginas, donde podremos encontrar sencillos trabajos a crochet. La editorial es NGV y su precio es de unos 8 euros.
Todos los proyectos que hay en él me encantan, son super bonitos y sencillos. En las primeras páginas nos explica los materiales necesarios para iniciarse en el mundo del ganchillo, los primeros pasos y una muestra de puntos.

Más adelante nos ofrece una serie de labores con instrucciones y patrones...en total son 35, un número considerable teniendo en cuenta su precio. Yo loo adquirí en La Casa del Libro (tienda física que hay casi al final de calle Nueva, en Málaga), pero lo podréis encontrar disponible a través de cualquier página web, como ésta.




Aún no lo he estrenado y estoy deseando hacerlo, en cuanto acabe los proyectos del mes de junio, que pronto los tendré disponibles por el blog.
Espero que os haya gustado y por favor, no dejéis de recomendarme libros, ya que quiero aumentar mi biblioteca.
Un saludo y un beso soñador :*

lunes, 22 de junio de 2015

DIY: una bolsa de tela multiusos.


Hacer trabajos sencillos de costura me encanta. A veces en las cosas más simples está la verdadera belleza. El otro día me planteé una idea. Cuando me llamó mi padre para que pasara la tarde en su casa merendando con él y con mi hermano pensé en llevarme un par de proyectos de punto que tengo empezados. Y me dije, necesito una bolsa reutilizable donde pueda llevar mis cosas personales y además los trabajos que me quedan por terminar. Mi pensamiento era tejer mientras conversaba con ellos sobre nuestras cosas. Pues en menos de 30 minutos ya tenía la bolsa terminada y lista para meter mis agujas y mis ovillos, guardar el monedero y el móvil y coger el bus rumbo a casa de mi padre.

Saqué mi máquina de coser y mis retales y os explico el resto paso a paso.

Para hacer una bolsa de tela necesitamos los siguientes MATERIALES:

- Tres rectángulos de tela: uno grande de 90x40 cm (para la bolsa) y dos de 30x10 cm (para las asas).
- Fieltro gris y rosa, velcro y pistola de silicona caliente para el adorno (opcional).
- Alfileres, tijera y regla (o cinta métrica).
- Máquina de coser.


Comenzamos cortando todos los rectángulos de tela que nos hacen falta a las medidas indicadas u otras medidas si queréis la bolsa de distinto tamaño. El pliego de 90x40 cm le hacemos un dobladillo en cada extremo más estrecho (en que mide 40 cm) y después lo doblamos por la mitad por su lado más ancho. Cosemos a máquina con pespunte en zigzag casi al borde de la tela a lo largo de tres de los lados, dejando abierto uno de ellos.

Coseremos también las asas, plegándolas sobre sí mismas por la mitad, cosiendo en uno de los bordes con pespunte recto y dándoles la vuelta.

NOTA: el resultado es mucho mejor si planchamos todas las piezas una vez cosidas.

Medimos la mitad de la boca de la bolsa y colocamos las asas bien alineadas. Las afianzamos con alfileres y cosemos a máquina, dando varias pasadas para que queden bien sujetas.


Podemos añadirle algún motivo a la bolsa para que destaque y sea más bonita. En este caso yo he usado fieltro gris que me sobró al hacer el cojín nube (podéis verlo aquí), y me gustan tanto las nubes que pensé en coserle una a mi bolsa, con sus gotitas y todo.


Y se me ocurrió que en vez de coser las gotitas, las uniría a la bolsa con velcro. Tan sencillo como recortar trocitos de velcro y pegar con silicona caliente una parte a la bolsa y otra a la gotita de lluvia.
Así puedo quitarlas cuando quiera o incluso intercambiarlas.


¡¡¡¡Y listo!!! Nuestra bolsa multiusos preparada para meter nuestras labores, ir de compras, cargar con libros, ir a la playa...

Este DIY es muy sencillo, la bolsa es simple pero útil y a mí me sacó del apuro. He de decir que disfruté mucho de esa tarde con mi padre y mi hermano y que estuve tejiendo mientras charlábamos de la vida y de las vacaciones.
París....here we go!!!

miércoles, 17 de junio de 2015

Biblioteca Craft: Martha Stewart's Encyclopedia of Crafts.


Hoy inauguro en el blog una nueva sección llamada Biblioteca Craft. Durante todos los años que llevo dedicados al blog y al hobbie que más me gusta, he podido recopilar bastantes volúmenes de manuales y libros que me han ido guiando y ayudando a aprender y avanzar.
Cada semana tendréis en este espacio un nuevo título que recomiendo, ya que forma parte de mis estanterías y os contaré algo de historia sobre cada uno de ellos. Me gusta pensar que los libros caen en nuestras manos por alguna determinada razón y que el papel sigue siendo importante a pesar de las nuevas tecnologías. Llamadme romántica :)

El libro que os quiero mostrar hoy es  Martha Stewart's Encyclopedia of Crafts. Había oído hablar mucho de esta mujer y de su caótica vida, de como levantó su imperio y de como la veneran allá al otro lado del charco. En mi viaje a NY hace dos años me topé con él cuando visité la famosísima tienda Purl SOHO, en el conocido barrio con el mismo nombre. Tuve tiempo de charlar con la dependienta con mi inglés chapurreado de si merecía la pena el libro y me dijo que sí. Claro, ella quería venderlo, pero no se equivocó.
En este libro se pueden encontrar miles de ideas para hacer, sobre todo para decoración del hogar. Abarca muchas técnicas craft como papiroflexia, estarcido, bisutería, pintura, scrap...


Creo recordar que me costó unos 36 $ en aquella tienda que es un peso pesado. Está bien si os gusta mucho el tema del scrap, papiroflexia y la decoración del hogar.
Yo ya he recurrido a él unas cuantas veces, sobre todo para hacer algún regalillo handmade.
Ah, eso sí. El mío está en inglés. No sé si existirá una versión traducida al español, pero imagino que sí.


Os animo a que me contéis por favor cuáles son los libros sobre manualidades que tenéis en casa. Me gustaría que me recomendarais alguno para ampliar mi biblioteca.
Un beso soñador y nos vemos la semana que viene con una nueva entrada sobre BIBLIOTECA CRAFT.

lunes, 15 de junio de 2015

DIY: Un broche zorro con Pyssla.


Jugar con los Pyssla deIkea y hacer mis propias combinaciones y diseños me encanta y me distrae mucho. Además, es una gozada darles un uso después: llaveros, broches, fundas de móvil (mirad la que hizo Berto en su blog aquí), colgantes, pendientes...vamos, que yo creo que no existe límites en esto de buscarle usos. Incluso creo haber visto en Pinterest alguien que hacía un joyero y un lapicero. Yo alucino con la creatividad de la gente :)

Los Pyssla son unas cuentas de plástico o hama beads que venden en Ikea y cada vez los veo más en los bazares chinos, que se colocan en unos moldes, dándoles la forma que deseemos y que al final se planchan (sí sí, con una plancha de la ropa) para que queden unidas las piezas.

Yo he querido hacer un broche de zorro, que por cierto, se llama Zoe, para hacer un regalo a alguien que sé que les gusta mucho estos animalitos.




Para hacer un broche como este solo tenéis que observar el patrón y plasmarlo en vuestra plantilla, plancharlo y colocarle un gancho para la ropa.
Pero si quisiéramos hacer un colgante o un llavero, el procedimiento es el mismo, colocándole una cadenita o una arandela.

jueves, 11 de junio de 2015

DIY: una alfombra redonda tejida a crochet.


¡¡Buenaaas pomelillos!! Ya estamos a jueves y queda menos para el fin de semana. Especialmente tengo ganas de que llegue porque me gusta hacer planes con el Sr. Manías. Desde que estoy de vacaciones, no hemos parado de hacer cosas y creo que es el "veranito" que más estoy disfrutando por todo lo que he dejado atrás, el esfuerzo de estudiar y llevar muchas cosas adelante.
Así que he vuelto con las pilas cargadas, con muy buen humor y con muchas ganas de seguir haciendo cositas para el blog y para disfrutar, que la vida son dos días.

Hoy quiero mostraros cómo hacer una alfombra redonda tejida a crochet con trapillo o lana gruesa, se puede hacer con esos materiales. Yo en concreto la he hecho de lana gruesa porque es para la habitación de mi niña y queda más suave que con el trapillo, pero claro, también le salen bolillas con el uso antes que si fuera de trapillo. Y también elegí un color oscuro para que contrastara con el suelo de mi casa, que si bien no es muy bonito (es terrazo antiguo), cumple su función a la perfección.

Los MATERIALES que vamos a necesitar son:

- Dos ovillos de 100 gramos de lana acrílica, grosor para ganchillo de 5-6 mm
- Aguja para crochet o ganchillo de 6 mm
- Fieltro blanco
- Molde con forma de estrella
- Tijeras, alfileres, aguja e hilo.

Comenzamos la labor con un anillo mágico con 12 puntos altos (p.a.), empezamos con 3 cadenetas al aire y seguimos con 11 p.a. más. Cerramos el anillo con punto deslizado y tiramos el cabo del anillo para apretarlo.
En la segunda vuelta, hacemos aumentos con p.a. en todos los puntos de la vuelta anterior, es decir, dos p.a. por cada punto alto, en total tendremos 24 p.a. El primer punto alto se corresponde con 3 cadenetas al aire. Cerramos esta vuelta con punto deslizado.
En la tercera vuelta hacemos 3 cadenetas y seguidamente un aumento de p.a., después un p.a. y otro aumento (alternado 1 p.a. con un aumento de p.a.) hasta acabar la vuelta con punto deslizado.
En la siguiente vuelta haremos dos p.a y un aumento de p.a., alternándolos hasta acabar la vuelta y unir con punto deslizado.

Para evitar que los aumentos caigan unos encima de otros en cada vuelta y que aparezcan como aristas, en las vueltas que toque un número de p.a. par (por ejemplo, 6 p.a.+aumento de p.a.) podéis hacer tres p.a al principio+aumento....6 p.a.+aumento...y al final de la vuelta acabar con 3 p.a. que son los que faltaron al principio. Si esto no lo entendéis bien, ya que es complicado, no dudéis en escribirme.

Haremos tantas vueltas como grande queramos la alfombra. Si os va quedando demasiado rizada es que estáis haciendo más puntos por vuelta de las que corresponden. En este caso no pasa nada, un truco sencillo es hacer la siguiente vuelta sin aumentos. Así irá quedando plana.

Para rematar la alfombra, cortamos el hilo y metemos el cabo suelto por el bucle del último punto que hemos hecho. Tiramos, apretamos y escondemos el sobrante entre los puntos.


Para adornar esta alfombra, lo que he hecho es recortar un trozo de fieltro con forma de estrella (pero podéis hacerlo con otra forma o simplemente no ponerle nada, es a vuestro gusto). Lo he afianzado con alfileres y lo he cosido a la alfombra con un pespunte de hilo rojo.


Y el resultado ha sido como el que veis en la foto que preside este post. A mí me gusta cómo ha quedado y el uso que le estoy dando. Por cierto, se puede lavar en la lavadora sin problemas con el programa para ropa delicada. Se queda como para estrenar.

Espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo post. Besitos soñadores a todos :*

lunes, 8 de junio de 2015

Receta: ensaladilla malagueña.


Ay qué rico está esto y que bien sienta algo así con estas calores...¡¡una ensalada fresquita!! La receta de hoy se la quiero dedicar a mi paisana Gemma del blog Cocinando con Themomix Málaga, porque le encanta cocinar y porque en su blog hay muchísimas recetas buenísimas y de todo tipo. Además de paisana, es amiga mía y hemos compartido buenos momentos juntas.

Os voy a enseñar cómo preparo yo esta ensalada en casa, al estilo que se vuelven locos cada vez que la preparo y que nos gusta comer con picos y regañás. Incluso se puede preparar como plato único, ligerito y sano.

Los INGREDIENTES que vamos a necesitar para hacer esta receta son (para dos personas):

1/2 Kg de patatas
Dos naranjas medianas
Bacalao en salazón o atún en conserva
1 cebolleta mediana
Aceitunas verdes o negras
1 huevo cocido (opcional, al gusto)


Lo primero que hay que hacer es poner una cazuela con aguan a calentar al fuego y meter las patatas con piel, lavadas previamente y hervimos hasta que estén cocidas. Retiramos el fuego y reservamos mientras se van enfriando.

Pelamos las naranjas y cortamos en taquitos medianos. Picamos también la cebolleta finita y vamos añadiendo todo a un bol. Abrimos una lata de atún en conserva, escurrimos el líquido y lo añadimos también al bol. La receta original se prepara con bacalao en salazón asado al fuego y así sale más rica la ensalada, pero yo por comodidad, uso el atún (caballa, melva o sardina en conserva también valen).

Picamos unas aceitunas sin hueso o las echamos enteras, al gusto también, y pueden ser verdes o negras.

Y por último, añadimos las patatas previamente peladas y cortadas en taquitos del mismo tamaño que la naranja. Sólo quedaría aliñarlo todo con sal, aceite y vinagre. Ojo con la sal si habéis añadido bacalao.
Mezclamos todo muy bien y a comer...¡¡ñam ñam!!


Bon apetit pomelillos....disfrutad del buen tiempo

viernes, 5 de junio de 2015

DIY: cojín nube de fieltro.


Hola guapísimos y guapísimas...por fin está aquí el tutorial para hacer un cojín con forma de nube así de bonito. Ya lo ponía en IG el otro día y me fijé en que os gustó mucho. Pues tengo una buena noticia, es super fácil de hacer y económico...así que vamos con los materiales que os hacen falta y el paso a paso:

Para hacer un cojín nube necesitamos los siguientes materiales:

Dos pliegos de fieltro gris (o del color que quieras) de 70x50 cm
Un retal de fieltro rosa.
Hilo de bordar negro
Hilo de bordar rosa
Hilo gris
Máquina de coser
Aguja
Tijeras
Relleno sintético


1) Dibuja con lápiz sobre uno de los pliegos de fieltro gris el contorno de una nube (podéis usar como patrón ésta de Trasteando DIY). Coloca ahora un pliego sobre otro y recorta los dos a la vez.

2) Sobre uno de ellos, dibuja ahora dos semicírculos que serán los ojos y otro más pequeño en el centro, que será la boquita.
Borda los ojos con hilo negro y la boca con hilo rosa o rojo. Recorta dos círculos de fieltro rosa y cóselos a modo de mofletes, cerca de los ojos.

3) Enfrenta ahora derecho con derecho los dos recortes en forma de nube y cose todo el contorno a mano o con máquina de coser menos un hueco en la parte de abajo para darle la vuelta y meter el relleno.
Cose dejando medio centímetro de los bordes, y una vez hecho, haz unos cortes por todo el contorno sin llegar a la costura, sobre todo es las zonas con curvas. Esto ayudará a que, una vez dada la vuelta la labor, queden mejor las curvas.

4) Rellena con guata sintética hasta conseguir la firmeza que quieras y después cierra la abertura cosiendo con un pespunte invisible.

5) Puedes adornar el cojín con un lacito o bordar el nombre de tu hijo/a, quedará genial.

Para hacer la nube blanca, realizamos el mismo proceso pero a escala más pequeña. Ésta que veis en la foto la he cosido a mano, los ojitos están bordados de forma distinta y los mofletes son ovalados en vez de redondos.


Espero que os haya gustado la manualidad de hoy. Me gusta mucho hacer cosas con mis manos y poder mostrároslas para daros ideas. ¿Os animáis a hacer un cojín como éste? No dudéis en enseñarme vuestras manualidades :)
Besitos soñadores...

lunes, 1 de junio de 2015

Los DIYs y proyectos del mes de mayo.


Ya os lo había estado mostrando por IG y ahora lo hago oficialmente aquí. Estos son algunos de los proyectos y DIYs que he ido haciendo a lo largo del mes del mayo. El mandala ya os lo mostré la semana pasada, cuyo patrón podéis encontrar en el libro Mollie Ganchillo.

Los siguiente que quería traeros es el resto de manualidades que poco a poco han ido cogiendo forma y que aparecen en la imagen de arriba:

Cojines con forma de nubes
Alfombra de lana gruesa
Rebeca azul de punto

Ya he comenzado con los retos del mes de junio, que creo que también os adelanté en el post pasado y que he agrandado un poco con unos cuantos más, casi todos encaminados a decorar la habitación de la peque. No os quiero adelantar más y que vaya siendo una sorpresa.

En el próximo post os voy a enseñar cómo hacer unos cojines con forma de nube, ya veréis que fácil y barato sale.

Un besito soñador :*

viernes, 29 de mayo de 2015

DIY: un tapete de crochet.


¡¡He vueltooooo!! Ya estoy de vacaciones y tengo tiempo libre para mí. Cómo lo echaba de menos...
Ahora puedo dedicarme más a hacer lo que me gusta y actualizar el blog, que abandonadito lo tengo, pero antes os cuento un par de cosillas.
Todo por el ciclo ha ido genial, las notas han sido buenísimas y he aprendido muchísimo. El balance en general es positivo salvo un par de personas en el curso que de lo peorcito que me he encontrado, en serio. Y otra reflexión que he hecho a partir del último mes es que tengo que estresarme menos y disfrutar más. Me he agobiado mucho con los exámenes finales y con todos los trabajos que tuve que hacer.
Pero bueno, que ya soy libre, en parte, y que puedo volver a tejer y crochetear como si no hubiera mañana. De hecho, para este verano tengo muchos proyectos pensados para hacer:

leer un libro (como cada verano)
hacer un viaje a París en agosto
hacer una manta otoñal para Elisita
terminar el jersey de Möu
terminar el jersey de Siona
y hacer unos cuantos DIYs que tengo planeados para el blog

Vamos a lo que vamos, os traigo para hoy un DIY crochetero muy molón. Se trata de un tapete clásico de crochet como el que hacían las abuelas, aunque hoy en día lo llamen mandala o doily (en inglés).
El patrón es del libro Mollie Ganchillo que me prestó mi amiga María Atelier, aunque las instrucciones vienen muy liosas y no trae un esquema para guiarse mejor. Aún así, pude acabarlo en poco tiempo, más bien fijándome en la imagen del libro...y voilá...aquí os lo enseño.


Me gusta porque queda muy bonito en cualquier mesa o estantería, debajo de un jarrón o de una bombonera.
Las lanas que he usado son las de Cotocril de Ofil en los colores verde manzana, blanco y rosa palo. Es un hilo 100% acrílico que imita al algodón. Los ovillos son de 100g muy asequibles de precio y el resultado es genial.

En este enlace de aquí os dejo un montón de imágenes con patrones de mandalas o tapetes similares a éste y que son un amor.


Espero que os haya gustado y nos vemos en el siguiente post. Un beso soñador :)

jueves, 23 de abril de 2015

La fotografía. Mariposario de Benalmádena.


¿Os gusta la naturaleza? 

Hace poco que alguien se interesó por mí y buscó información acerca de mi vida por internet. La verdad que al principio me extrañó un poco pero después me sentí halagada. Es decir, alguien que solo me conoce en un contexto se preocupó por conocer otros aspectos de cómo soy y lo que me gusta hacer y quiso preguntarme algunas cosas sobre fotografía.

Hoy quería compartir con todos vosotros un pedacito de mi "yo interno" y si esa persona vuelve a leer algo sobre mí, que sepa qué es lo que pienso sobre este mundillo.

Lo primero que tengo que decir es que no soy ninguna experta en la materia. Mi pasión por la fotografía viene ligada a este blog, a las manualidades y a las ganas de mejorar la visión que tengo del mundo. Sí, suena a tópico. A todos nos gustan las cosas bonitas y aunque parezca algo prepotente, creo que tengo potencial y un ojo clínico para sacar partido a una afición que me reporta mucha satisfacción.




No hay secretos ni misterios. Un día, el Sr. Manías me regaló una cámara réflex muy básica y sencilla para empezar a aprender, o al menos intentarlo, a disparar en manual y ser yo quien controlara los parámetros de la cámara...mi primer fallo fue tenerle miedo a la M y seguí disparando en automático mucho tiempo.

Luego vino el curso online de Luisa Morón de Still Life en el que aprendí muchas cosas: la primera a no tenerme miedo al modo manual, a repetir disparos hasta que todo fuese perfecto y a mi gusto y a conocer un poco mejor mi cámara y sus ajustes.

He de confesar que si bien he mejorado mucho en esto de la fotografía, sigo estando verde y a veces por flojera o por prisas, no uso la cámara todo lo que debiera. Mi falta de tiempo actual me lleva a usar la cámara del móvil constantemente (antes el Samsung Galaxy S4, con el que están hechas la mayoría de las fotos del blog, y ahora con el iPhone 6, con el que espero mejorar el rendimiento visual de las tomas que hago con prisas o porque en ese momento no lleve la réflex encima).

El caso es que a pesar de todo el rendimiento que se le pueda sacar a una cámara modificando parámetros y buscando la imagen perfecta, la persona que está detrás del objetivo es crucial para el resultado final (y eso que no estoy teniendo en cuenta las posibles modificaciones que se le pueda hacer después a una foto con un programa de edición). Yo lo resumo así: UNA FOTO DEPENDE DEL OJO DE QUIEN LA CAPTE. Y ya ahí empezamos a meter nuevas variables como el color, la composición, la luz...bla bla bla, que yo intento combinar lo mejor que puedo.

Para muestra, estas fotos que saqué en el mariposario de Benalmádena y que ilustran muy bien todo lo que os que querido decir con palabras.




Todas estas tomas están hechas con la Canon 1100D, una cámara muy básica, genial para cuando estás iniciándote en el mundo de la fotografía y no quieres invertir gran cantidad de dinero. El objetivo usado para todas es el clásico 18-55 mm de Canon.

Espero que os gusten las fotos y que si tenéis trucos y consejos, podáis pasármelos para hacer un post recopilatorio de fotografía para principiantes.







Que paséis un día genial, nos vemos en el próximo post.