Invítame a un café

DIY: cómo hacer una lámina con conchas.

29 de enero de 2014


LO CONFIESO: anoche cenamos coquinas. ¿Qué son? Son esos moluscos que se pueden recoger en la orilla del mar y que salteados con aceite, ajito y perejil están de muerte (sé que en otras provincias se llaman de otra manera). Y claro...mi imaginación cayó en la cuenta. Una vez que te las comes, parecen mariposas. Y se me ocurrió la idea de hacer una lámina con ellas con una frase bonita.

Los MATERIALES que he usado para esta manualidad son:

- cartulina de color claro
- lápiz, rotuladores y goma de borrar
- pegamento extrafuerte
- conchas de coquinas


He empezado dibujando con lápiz (que siempre se puede rectificar) una jaula abierta. Es un dibujo muy simple, que no cuesta trabajo ni es muy pomposo. Unas líneas curvas y listo.


Después, el remarcado el dibujo con rotulador negro, pero podéis escoger el color que más os guste. También he borrado las marcas de lápiz.


Con pegamento extrafuerte (cianocrilato), he pegado las cochas en la cartulina como si fueran mariposas escapando de la jaula. Y además, he marcado con lápiz una frase bonita para después sobreescribirla con rotulador negro.

NOTA: las conchas las he limpiado y lavado concienzudamente para eliminar cualquier resto orgánico. Después las he secado bien con papel de cocina.




El resultado me encanta. Sólo me queda comprar un marco bonito y colgarlo en la pared del pasillo. Espero que os haya gustado la idea. Es un DIY genial para reciclar, 100% #diogenero.
No vemos en el próximo post, así que atrapa el beso soñador que te mando :*

Paquetes con regalitos sorpresa ♥

26 de enero de 2014

Recibir regalitos es una gozada y más aún cuando se reciben por sorpresa. Hoy quiero mostraros dos de los paquetitos que me han llegado estos últimos días y que por razones muy obvias, me han llenado de alegría.
Pero antes, también quiero mencionar un par de paquetillos que recibí a principios de año: uno de mi Nat, mi profe preferida, que me mandó unas letras magnéticas con mi nombre y con el "mote" con el que llamamos a mi bebé: Baby Pomela, jeje; y el otro de mi amore Mari, con sus estrellitas de los buenos deseos, que ya os enseñé por Facebook.

Pues esta vez he recibido dos paquetitos llenos de cositas y regalitos. El primero es de Judith, de Kirikú, una chica que me tiene totalmente enamorada, tanto por su forma de ser, por su estilo de vida y por todo lo que hace con sus manitas. Su blog Kirikú Artesanía está lleno de bonitismos, fotografías, naturaleza...todo unido en una mezcla de sencillez y armonía. 
El paquetito (paquetazo) incluía: una caja de madera con un alfabeto en sellos para estampar, al que habrá que hacerles unos arreglillos, pero que me ha encantado porque parece un cofre de un tesoro.
 



Paquetitos sorpresa, uno para mí y otro para mí bebé.


Apliques de fieltro y botones con formas, preciosos.


Tinta para sellos, un sello hecho a mano de un cupcake, washitape de flores y un bloc de notitas en forma de taza.


Un poco de papelería, una carta muy emotiva y otro gran tesoro: un CD de música preciosa y relajante para disfrutar con Elisita. Me hiciste llorar, Judith, que lo sepas.


Y los sobrecitos sorpresa: lo que parece una semilla pintada, preciosa; y el brochecito de estrella de la pequeña Abril que yo le pondré a Elisita en su cuna, para que le guíe siempre a los buenos sueños. Todo un detallazo.



Judith, has puesto el listón muy alto y va a ser difícil superar esta super sopresa con otra aún mayor. Pero un trocito de mi corazón irá dentro del paquetito que te mande,eso seguro. Las cosas buenas se hacen esperar y créeme que la espera ha merecido muchísimo la pena. Tienes una amiga en Málaga para siempre, aunque eso ya lo tenías antes de la sorpresita, por supuesto.


Y ahora toca descubrir el segundo paquetito, bonito y precioso como todo lo que me manda mi Esther, que la quiero más que todas las cosas. Detallazos al nivel máximo porque sabe todo lo que me gusta. Eres un primor Esther. ¿Todos la conocéis, verdad? Ella está del blog Créame y más y hace cosas increíbles con su máquina de coser, como este estupendo monedero que veis en la foto.


Ummmm....los bolis BIC que yo "queriba"y ¡¡¡¡washis de ovejitas y rayas!!!! Me encantan :)


Y el supermonedero del que os hablaba. No le falta detalle: botón de clic, tela suave y preciosa, etiqueta de su marca....¡¡un lujo!!


¿Os ha gustado todo? Os aseguro que es un honor rodearse de gente tan tan encantadora. Os quiero amigas, a todas. Me siento muy afortunada de teneros...y ya paro que me pongo muy sentimental y acabo con la lagrimilla colgando.

Receta: arroz con leche al estilo tradicional + ingrediente secreto.

23 de enero de 2014


Para estos días que está lloviendo mucho en Málaga y que en las noticias dicen que estamos en alerta naranja, no apetece otra cosa que quedarse en casa y disfrutar de los planes que nos ofrece: cocinar, ver la tele, tejer, leer, escuchar música...

Y yo para meterme en la cocina y experiemntar cosas que nunca he hecho soy la number one. Llevo días intentando hacer unas simples natillas de sobre y de momento el marcador va: natillas 3, Srta Pomelo 0. Creo que desisto en eso. Pero hoy me he atrevido a hacer un arroz con leche casero al estilo tradicional, con un ingrediente secreto, que ya no será tan secreto porque acabaré por desvelarlo.

Para hacer un arroz con leche necesitamos los siguientes INGREDIENTES:

- 1 litro de leche entera
- canela en rama y canela molida
- 100 g de azúcar blanco y 50 g de azúcar moreno
- cáscara de limón
- 150 g de arroz redondo
- Ingrediente secreto: un chorrito de Baileys ♥



Calentamos el litro de leche en un cazo a fuego lento, con una rama de canela y un trozo de cáscara de limón. Cuando rompa a hervir, retiramos la canela y la cáscara de limón y añadimos el arroz. Lo cocemos durante unos 15 min, removiendo de vez en cuando para que el arroz no se pegue. Cuando ya está casi hecho, añadimos en azúcar y un chorrito de Baileys (cantidad al gusto y opcional). Seguimos moviendo de vez en cuando hasta que el arroz esté cocido del todo.


Después sólo queda dejarlo reposar 5 minutos y servir en cuencos. Podemos espolvorear canela molida por encima, al gusto.


Y éste es el resultado. Un dulce y rico arroz con leche con ingrediente ya no tan secreto, jejeje. He de decir que me ha salido riquísimo y que al menos, este postre no se me resiste :)


Mi primera compra en TIGER Málaga.

20 de enero de 2014


El otro día fui por fin a visitar la tienda TIGER de Málaga que se abrió el pasado verano. Está al final de calle Nueva, una ubicación buena pues es una calle muy céntrica por la que pasa mucha gente al día. También pude observar que van a abrir otra en calle Armengual de la Mota, frente al Corte Inglés pequeño.

Había muchísima gente comprando cosillas. Yo no iba con pretensión de llevarme nada, pero como me dicen todos los que ya han ido, al final acabas comprando algo, no sales con las manos vacías.

Pues resulta que hace años, a mi hermano le regalaron por navidades un juego de Spirograph que se acabó perdiendo y que nunca más volvimos a ver en tiendas. Supongo que hubo un tiempo que estuvo descatalogado. Yo tenía muchas ganas de volver a tener uno así porque me gustaba mucho dibujar con él. Entonces lo ví en Tiger y fue amor a primera vista. Ya había visto un set así en Creativa Barcelona del año pasado, pero salía muy caro y al final no lo compré.

Este estuche de lata de Tiger me costó 3 euros (¡¡¡¡¡3 euroooos!!!!)...y no pude resistirme. En él venían los objetos que veis en la foto: unas plantillas, las ruedas dentadas y tres bolis de gel. No puedo estar más contenta con este autorregalito.




Por 3 euritos he conseguido un trocito de felicidad y horas de entretenimiento. Sé que en algunas ciudades no hay Tiger, pero no os preocupéis, porque veo que es una empresa que se está expandiendo...quién sabe si algún día abren uno en vuestra ciudad.

Mi primer par de calcetines de punto, chispas.

16 de enero de 2014


Pues sí, lo he conseguido. Y al principio me parecía imposible, pero he conseguido yo solita terminar un par de calcetines de punto al que he bautizado como el modelo SIONA...¿por qué?
Porque Siona, del blog SIONALAND es la que me ha enseñado a través de un tutorial que no tiene nada de complicado si sabes hacer punto derecho, punto revés y disminuciones. Os lo dejo aquí.

Se empiezan desde la parte de arriba y se va continuando hasta llegar a la punta del pie. La lana que he usado para estos primeros calcetines es 100% acrílica y de un grosor de 2.5 mm. Se tejen con 5 agujas cortas de doble punta, también del mismo grosor que la lana. Recomiendo que para hacer los primeros, no compréis una lana demasiado cara, para ir practicando mejor una baratita. Y si ya los primeros os alen bien...probad con lanas Stop o Katia, que son ideales para esta clase de labor. La lana que yo he usado es jaspeada, porque me gusta m´ñas el resultado que da, pero puede ser lisa o combinación de varios colores lisos.



Ya he comenzado el segundo par de calcetines, esta vez viajarán lejos y se irán a un sitio en el que hace mucho frío...pero no doy más pistas porque pretendo sorprender a alguien :)

Por favor, si hacéis estos calcetines tan molones, enviadnos las fotos a Siona y a mí, nos haría mucha ilusión. Además, si queréis, puedo colgar las fotos en la página de facebook The Pink Pomelo y hablar un poco de vosotras :)

Mail de Siona: sionaland@gmail.com
Mail de Srta Pomelo: srtapomelo@hotmail.com

DIY: reciclar un reloj.

12 de enero de 2014


Érase una vez, hace mucho mucho tiempo, un reloj muy pequeño que estaba en un cajón de una tienda de Yves Rocher, esperando ser adoptado por una chica que comprara algún champú o barra de cacao. Era un reloj muy bonito, cromado, con correa metálica y manecillas delgadas. Un día entró una chica muy simpática (guiño, guiño) a la tienda a comprarse unas cosillas en oferta sin saber que a casa se llevaría ese precioso reloj. Y hete aquí la sorpresa, para los dos: el reloj y la chica...ambos ilusionados por encontrarse.
Pasó el tiempo y la chica, que usaba mucho el reloj no cayó en la cuenta que lo forzaba más de la cuenta y sus correas metálicas se rompieron, su pila se gastó y su mecanismo se paró...dejando al pobre reloj en un cajón muy parecido al de la tienda, del que un día soñó con salir. Se perdió en el olvido de la chica y se mantuvo solo durante años y años, esperando a ser rescatado de nuevo por su dueña. Ella no lo olvidó, lo dejó estancado a la espera de salvarlo, como pasa en los cuentos de príncipes y princesas, de la manera más romántica posible.

Y un día ocurrió ese milagro tan esperado. Al cabo de los años, la chica (la princesa) rescató a su príncipe de las garras oscuras de aquel cajón, le compró un pila y le devolvió a la vida, volviendo a mover su oxidado mecanismo. Sus correas metálicas fueron sustituidas por un cordón encerado de color rosa, que en vez de llevarlo prendido en la muñeca, lo llevaría suspendido de su cuello, muy cerca de su corazón.

La chica prometió que jamás se desprendería de él y el prometió marcar las horas de su vida de la forma más bonita posible. Ambos fueron felices para siempre...y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

*****************************************************************

Con este relato he querido contar la historia de este reloj que un día salió de una tienda para compartirla conmigo. Este DIY tan sencillo que apenas tiene cabida a la explicación de un paso a paso es el resultado de querer rescatar del olvido un pequeño reloj al que un día se le rompieron las correas y se le acabó la pila.





¿Vosotros/as tenéis alguna historia de algún objeto que hayáis rescatado del olvido? Me encantaría que me la contárais...

Mi amiga invisible DIOGENERA.

8 de enero de 2014


Recibir regalos siempre gusta y cuando lo haces de parte de alguien a quien quieres mucho, es mil veces mejor :)
Abrir paquetes sorpresa es emocionante porque puedes ver a simple vista el cariño que le pone a las cosas la persona que te lo da y puedes ver también los detalles al mínimo. Hace mucho que no recibía regalos sorpresa y olvidaba esa sensación de ilusión de niña pequeña.

Las DIOGENERAS y yo organizamos un día un "amigo invisible". Y le toqué a Alba, mi jerezana del alma a la que tanto quiero. Y ella me mandó un paquetillo lleno de bonitismos, unos para mí, otros para mi familia y otros para mi croquetilla. Cuando alguien se acuerda de tu familia y de ti con tanto amor y cariño dan ganas de hacerle un monumento.

Pues bien, os dejo unas fotillos de mis regalitos ♥♥♥♥♥♥





Podéis pasaros por los demás blogs de mis DIOGENERAS para ver qué regalitos han recibido ellas :)

Esther
Natalia
Carla
Ana 
María
Alba


#6 #DIOGENERAS Un joyero con una lata de caramelos.

3 de enero de 2014


Guauuu, ya vamos por la sexta fiesta de enlaces. Todo un logro. Me encanta cada día más poder compartir con tanta gente esta experiencia tan bonita junto con mis compañeras diogeneras. Esta idea, que nació por casualidad en Twitter se está convirtiendo en todo un movimiento de masas. Mucha gente se identifica con el espíritu diogenero y cada vez somos más los que reciclamos cosillas que otros tiran. Hacemos del planeta un sitio lleno de bonitismos.

Para este mes, me he decidido a hacer un joyerito con una lata de caramelos que llevaba en casa dando vueltas un montón de tiempo, quizás esperando a que yo, con mi postureo diogenero, me decidiera qué hacer con ella. Pues hala, surgió la idea, como siempre, cuando menos la esperas.

Los MATERIALES que he usado son:

- lata o caja de caramelos
- periódicos
- pintura blanca en spray
- una servilleta bonita
- tijeras
- mejunje a base de cola y aguaen partes iguales
- pincel
- lazo
- botón

 
Lo primero que he hecho es proteger el suelo con papel de periódico y ventilar la habitación. He pintado con pintura blanca en spray la parte de abajo de la lata y la tapa (por dentro no la he pintado). La he dejado secar muy bien.


He cogido una servilleta estampada con fresas y he separado las dos capas. Me he quedado con la que tiene el estampado y he recortado algunas fresas.



He preparado un mejunje a base de cola blanca y agua a partes iguales, poca cantidad, ya que no voy a necesitar mucha. He impregando las fresas por su parte posterior y las he ido pegando en la tapa con mucho cuidado de que no se rompan. Después le he dado una nueva capa encima de mejunje para asegurarme de que se pegan bien.


A la parte de abajo de la lata, le he pegado un lazo con un poco de mejunje y lo he sujetado con una pinza hasta que se ha secado. He hecho una especie de lazo y le pegado un botón con un poco de silicona caliente (se puede usar también un poco de pegaento de contacto).


Y cuando ya estaba todo seco, he metido joyitas y abalorios: anillos, pulseras, colgantes...


¿Os ha gustado? Espero que sí. No dejéis nunca de sentir el espíritu diogenero, que está moviendo el mundo del reciclaje. Os mando un beso soñador muy muy grande :*