Invítame a un café

DIY: pulseras con cuentas.

29 de noviembre de 2013


Buenos y fríos días pomelillos. Hoy rescato de mi sección de borradores este DIY que hice en veranito (sí, sí, cuando aún hacía calor...) para mostraros cómo hacer unas pulseras con cuentas pequeñas. Es fácil y entretenido...y...¿quién dice que no se puedan lucir en invierno? (aunque vayamos más tapaditos).

En esta época me encanta estar en casa calentita, con un gran tazón de leche con cacao, un buen libro en la mano o unas agujas para tejer. Y si fuera está lloviendo y tronando, mejor.

Os dejo con el paso a paso:









Espero que os haya gustado. Los próximos tutoriales serán sobre punto y fotografía. Ya estoy editando y preparando las nuevas entradas.

Y de paso, aprovecho para daros las gracias por las numerosas muestras de cariño que me habéis demostrado, tanto en los comentarios en el blog, como por correo y por Whatsapp. Es un privilegio tener cerca personas así de humanas y de buenas. Me siento muy muy afortunada. MIL GRACIAS.

Para cada uno de vosotros, unn beso soñador de los grandes grandes.

Punto ARROZ.

18 de noviembre de 2013


Hola a todos y todas de nuevo. Hoy os traígo el post correspondiente al PUNTO ARROZ. Este punto es muy fácil de hacer y el resultado es el que veis en la foto. Es como una especie de punto de tacto granulado.

Este tipo de punto consiste en empezar a tejer la vuelta alternando un punto del derecho con un punto del revés. En la siguiente vuelta, donde hay un punto del derecho hacemos uno del revés y viceversa, donde hay un punto del revés, hacemos uno del derecho.

Un truco que a mí me sirve mucho es que si acabamos una vuelta haciendo un punto del derecho, al comenzar la siguiente vuelta, nos toca hacer otro punto del derecho.

Para hacer este cuadrado, montaremos 34 puntos en la aguja y hacemos 66 vueltas.


Es muy fácil, así que animaos a hacerlo. El próximo punto será el punto JERSEY. ¡¡¡Hasta pronto!!!

Besitos soñadores.

Hoy es el día.

15 de noviembre de 2013


Imagen de http://www.espaciocrochet.com
La entrada de hoy poco tiene que ver con un tutorial o un DIY. Aprovecho para decir que hoy es mi cumpleaños, el más triste de mi vida. Triste por varios motivos, atravieso unos problemas personales que intento sobrellevar y superar. Este cumpleaños ya no será tan especial como estaba planeado, ya no habrá una ilusión en mi corazón (bueno, una me queda y se llama igual que yo), no habrá velas ni tarta (sólo la de la foto), no habrá regalos ni tendré buenos deseos.

Siento confesarlo así, de sopetón. No trato de dar pena ni ir de víctima. Soy una persona normal con un día a día, con sus virtudes y sus defectos. No soy ni mejor ni peor que nadie. Soy yo y mis circunstancias. Pero no me impide seguir adelante, aunque ahora me sienta estancada, intento siempre mostraros una sonrisa tras una pantalla, enseñaros algunas cosas que hago y sobre todo, siempre os deseo que os pasen cosas buenas.

¿Cambiar el chip? Quizás ya me vaya tocando, no es fácil. Sé que hay gente que me quiere bien y que me apoya, aunque yo siga ciega. perdida y paralizada.

Hay una frase que un día alguien me enseñó (como muchas otras más): EL DESEO VENCE AL MIEDO. Con ella me quedo, con y sin esperanzas. Porque nadie dijo que la vida fuera fácil, nadie me dijo cómo afrontarla. A día de hoy puedo decir que lucho por lo que amo, lucho por lo que creo...hasta agotarme. Puede ser un error o un acierto, pero no me quedo sin haberlo intentado. Porque la vida es más interesante contigo dentro. Porque siempre es y será A Sangre y Fuego.

DIY: transformar unos vaqueros normales a vaqueros premamá.

11 de noviembre de 2013


Hoy quiero dedicar este post a todas aquéllas futuras mamás que son creativas, fuertes y guapas (como yo, jejeje). Traígo un DIY muy sencillo, si bien solo necesitaremos unas nociones básicas sobre coser con máquina. Por lo demás es pan comido. Vamos a transformar unos vaqueros normales en unos vaqueros para premamá, para que no nos apriete la barriga y nuestro bebé esté cómodo.

Necesitaremos unos vaqueros, una camiseta elástica vieja o la parte superior de unos leggins que queráis reciclar, tijeras, alfileres y máquina de coser.

Vamos a comenzar descosiendo la cintura del vaquero, poco a poco con la punta de la tijera o con uno de esos cacharritos para despuntar (que no sé cómo se llaman). La cintura la reservamos si el día de mañana queremos que el pantalón vuelva a ser como antes.


Para proteger la barriga, vamos a usar una camiseta vieja, que sea elástica. Ésta era de mi hermano y se le quedó pequeña, así que es ideal para este DIY. Cortamos la zona de las mangas, dejando la zona del cuerpo para coser al vaquero.


Ponemos la camiseta del revés por encima del vaquero, marcamos la curva anterior de la cintura y la recortamos. Afianzamos las dos piezas con alfileres y nos vamos a la máquina de coser.


TRUCO: cosemos por la parte del vaquero para que la tela elastica no se nos arrugue conforme vayamos avanzando con el pespunte, que será recto y de longitud media.


¡¡¡Y listo!!! Tenemos nuestros vaqueros premamá listos para usar. Son muy cómodos y abrigaditos para este otoño-invierno. Espero que este tutorial os haya servido, que a mí me viene de lujo...jejejeje.


Bueno, os mando un beso supersoñador, atrapdlo :*

Punto BOBO.

6 de noviembre de 2013


Hace unas semanas que compré el primer fascículo de Facilísimo Ganchillo & Tricot de Planeta de Agostini.
En él se nos proponía hacer una manta a partir de cuadrados tejidos con dos aujas con distintos tipos de puntos. El primer cuadro está hecho con la lana verde que venía en la primera entrega, entero tejido con PUNTO BOBO. El punto bobo consiste en hacer todos los puntos de todas las vueltas del derecho. Podéis ver cómo se montan los puntos en la aguja y como se hace el punto al derecho.

Al principio se trata de montar 44 puntos en la aguja y hacer 66 vueltas con todos los puntos al derecho. Yo, en particular, el pimer punto de cada vuelto nunca lo hago, lo paso directamente a la otra aguja.


Después de un planchado a baja temperatura y colocando un trapo encima del cuadrado, el tamaño final es de 18x18 cm.


El próximo cuadrado que os muestre va a ser con PUNTO ARROZ, con la lana de color malva de la segunda entrega. Hasta la próxima pomelillos :)


Amigurumi ♥♥♥

4 de noviembre de 2013

Me encantan los muñecos de crochet, los amigurumis. Aprendí crochet con mi madre hace años. Con 8 ya hacía cadeneta, puntos altos, "panetes"...pero de anillos mágicos, aumentos y disminuciones nunca había escuchado hablar. Así que me convertí en autodidacta. Aprendí sola. No me costó mucho porque ya tenía las bases consolidadas. Y entonces, yo enseñé a mi madre.







La perfección requiere práctica, pero a veces es emocionante improvisar y equivocarse. No hay dos amigurumis iguales y ahí reside la magia. No quiero perder ese sentimiento que produce verlo "nacer" y "crecer". Porque tarde o temprano encuentran otra familia y se acaban marchando de mi lado, cada uno tiene su corazoncito. Aún así, es agradable saber que acompañarán la vida de otras personas, compartirán sus vivencias y los harán felices.

Esto es para mi el AMIGURUMI LOVE. Un beso soñador, amigos pomelillos.


#4 #DIOGENERAS Tarritos de cristal decorativos.

1 de noviembre de 2013


No me resulta difícil encontrar por casa alguna que otra cosilla para diogenizar (palabrita inventada para explicar la acción de reciclar y darle una segunda oportunidad a los objetos). ¿Por qué me resulta fácil hallarme verdaderos tesoros customizables? Pues porque mi madre, Maa Pomelo, comparte conmigo el espíritu diogenero y no tira nada que se pueda reusar. Es una gran amante del cristal, tiene una bonita colección de botellas antiguas de licor y de esencias.

Pues una mañana vi que había guardado unos tarritos de cristal muy graciosos que hicieron su función de ambientadores (de esos que se enchufan), y yo me apresuré a darles caza, previo permiso maternal. El resultado es este proyecto diogenero que he querido compartir. Espero que os gusten.