Invítame a un café

DIY: mariposas de crochet.

28 de enero de 2013


Este fin de semana ha sido muy provechoso. El sábado estuvimos en la inauguración del nuevo taller donde trabaja mi chico, con amigos y compañeros comimos y bebimos hasta hartarnos y por la noche estuvimos en casa de mis primos. Pasamos un ratito de charla muy agradable que se alargó hasta las dos de la mañana. El tiempo se pasó volando. El domingo  estuvimos en el campo visitando a mi madre y a mi hermano. Siempre que voy allí me llevo los instrumentos de trabajo, me refiero a los de crochetear. Mi madre había estado viendo unos videos de Tejiendo Perú y se había encantado con unas mariposas que Esperanza Rosas hace de crochet. Y no se pudo resistir a hacer una de hilo. Así que yo le pedí que me enseñara a hacerlas.

Y éste es el resultado, unas mariposas de hilo que me encantan. Se me ha ocurrido adornar la solapa de mi abrigo con una de ellas, montarlas en horquillas para el pelo o incluso hacer un móvil para bebés. Son muy sencillas de hacer y se tarda muy poco tiempo.


Para que vosotras las podáis hacer, os dejo el video de Tejiendo Perú:


Espero que os hayan gustado las maripositas. Que paséis un buen lunes :)

Amigurumi: Lula, mi osita dulce.

24 de enero de 2013


Os presento a Lula. Ha llegado a casa para quedarse y presiento que será por mucho tiempo.
El otro día tuve por fin la oportunidad de probar las agujas japonesas que compré. Algunas me preguntábais si merecía la pena gastarse tanto dinero en unas agujas de crochet. La respuesta es un rotundo sí. Son muy cómodas y suaves, no se enredan y se deslizan perfectamente. La muñeca y el dedo gordo se me cansan menos, es decir, que yo las aconsejo si tienes a bien dedicarle al crochet muchas horas.

Se me ocurrió que con Lula podría ir improvisando mi propio patrón de amigurumi, así que no me fijé en ninguna revista ni ningún libro. Fue saliendo espontáneamente de mis manos y por eso le he cogido tanto cariño. La tela de piqué que compré estampada de florecitas rosas le vino al pelo, y me salió muy bien de precio. Quiero hacer un post recopilatorio en mi otro blog sobre las tiendas de telas a las que suelo ir en Málaga y que tienen un surtido bonito y económico. Así también podremos compartir sitios si es que conocéis otros.

Os dejo con unas fotitos de Lula y ya me váis diciendo qué os parece:



Quiero compartir con vosotros otra cosilla que me pasó ayer. Por primera vez le enseñé a mi madre la web Pinterest (que seguro conoceréis todas). Pues bien, no he visto a nadie en mucho tiempo disfrutar como lo hizo ella anoche. Ya no sabía dónde mirar: "mira qué bonito esto", "¿has visto eso?", "eso lo sabía hacer yo"...eran frases de niña con zapatos nuevos. Y yo encantada de descubrirle a ella otros mundos infinitos de inspiración y de recuerdos. Es reconfortante hacer sentir bien a los demás.

DIY: una bolsita de semillas.

21 de enero de 2013


Siempre he tenido ganas de tener una bolsita de semillas, de estas que se se calientan al microondas. El calor que proporcionan estas bolsitas puede servir para aliviar un dolor localizado, relajar un músculo o simplemente calentar una parte de nuestro cuerpo. Hay quien introduce, junto a los granos de semilla, un poco de hierbas aromáticas como lavanda, melisa, canela, menta o eucalipto. Estas hierbas sirven también para aliviar dolores, ayudarnos a respirar mejor o incluso ayudarnos a coger el sueño.

Hacernos nuestra propia bolsa es muy sencillo, sólo necesitamos un poco de tela de algodón y un puñado de semillas. Hay quien usa huesos de cerezas, avena, trigo o incluso arroz. Yo he usado arroz vaporizado (los que no se pasan) . He pensado que es el que mejor va para este tipo de bolsitas térmicas.


Recortamos un rectángulo de tela de algodón del tamaño que queramos. Enfrentamos derecho con derecho y cosemos todo el borde a máquina o mano, dejando un pequeño hueco por donde le daremos la vuelta a la tela y por donde meteremos las semillas.

Damos la vuelta a la bolsita y con la ayuda de la punta de las tijeras o un lápiz, sacamos bien las esquinas. Planchamos bien todo el contorno. Introducimos las semillas de arroz y cerramos el hueco con un pespunte invisible.


 Además, yo le he cosido un adorno de crochet para darle un toque más vistoso. Para calentarla, sólo hay que meterla en el microondas y ponerla un minuto a máxima potencia.

Anoche la probé para aliviar la contractura que tengo en el hombro derecho. Creo que son geniales para regalar.



Espero que os haya gustado el resultado. No dejéis de hacer este tipo de manualidades fáciles y baratas. ¡¡Besitos soñadores, pomelines!!

*************** FELIZ LUNES ***************


Amigurumi: cómo hacer una tortuguita.

17 de enero de 2013


¡¡Hola a todoooooos!! Hoy quiero mostraros un patrón muy sencillo para hacer una tortuguita de amigurumi. Está pensado para gente que se está iniciando o principiante en este mundillo de los muñecos de crochet, debido a que es pequeña y está formada por pocas piezas....¿comenzamos?

Vamos a necesitar los siguientes materiales:

- lana verde (grosor 3.5 mm)
- lana marrón (idem)
- dos ojos de seguridad de 6 mm
- relleno o guata
- ganchillo de 2 o 2.5 mm
- tijeras y aguja lanera
- marcador de vueltas o clip


Para el CAPARAZÓN (lana marrón):
  1.  Hacer un anillo mágico con 6 puntos bajos (6 ptos)
  2. 2 puntos bajos en todos los puntos de la vuelta anterior (12 ptos)
  3. 1 punto bajo y un aumento, repitiendo la secuencia en todos los puntos de la vuelta anterior (18 ptos)
  4. De las vueltas 4 a la 6, un punto bajo en todos los puntos de la vuelta anterior (18 ptos)
  5. En la vuelta 7 haremos 18 puntos bajos cogiendo el bucle externo de los puntos de la vuelta anterior.
  6. Cerramos el último punto, cortamos el hilo sobrante y con la aguja lanera, escondemos la hebra.
 Para la base del CAPARAZÓN (lana marrón):
  1.   Hacer un anillo mágico con 6 puntos bajos (6ptos)
  2.  2 puntos bajos en todos los puntos de la vuelta anterior (12 ptos)
  3.  1 punto bajo y un aumento, repitiendo la secuencia en todos los puntos de la vuelta anterior (18 ptos)
  4.  Cerramos el último punto, dejando una hebra larga que luego nos servirá para coser.
Para hacer la CABEZA (lana verde):
  1. Hacer un anillo mágico con 5 puntos bajos (5 ptos)
  2. 2 puntos bajos en todos los puntos de la vuelta anterior (10 ptos) 
  3. 1 punto bajo y un aumento, repitiendo la secuencia en todos los puntos de la vuelta anterior (15 ptos)
  4. De las vueltas 4 a la 5, un punto bajo en todos los puntos de la vuelta anterior (15 ptos)
  5. Colocar los dos ojos de seguridad y fijarlos.
  6. 1 punto bajo y una disminución  repitiendo la secuencia en todos los puntos de la vuelta anterior (10 ptos)
  7.  Cerramos el último punto, dejando una hebra larga que luego nos servirá para coser. Rellenamos la cabeza con guata y la cosemos al caparazón por encima de la última vuelta.
Para hacer las PATAS (lana verde):

Repetir el proceso 4 veces para las 4 patas:
  1. Hacer un anillo mágico con 5 puntos bajos (5 ptos)
  2. De las vueltas 2 a la 4, un punto bajo en todos los puntos de la vuelta anterior (5 ptos)
  3.  Cerramos el último punto, dejando una hebra larga que luego nos servirá para coser. Cosemos al caparazón por la base.
ENSAMBLAJE:
  • Cosemos la cabeza al caparazón por encima de la última vuelta.
  • Cosemos las patas a la base del caparazón
  • Rellenamos el caparazón con guata y cosemos la base con las patas al caparazón.

El resultado es una monada. ¿Quién se resiste a estos ojos saltones?


Espero que os haya gustado el tutorial de hoy y que vayáis practicando, que al final se le coge el gustillo. Besitos soñadores a todos y hasta la próxima.



Mis agujas de crochet Hamanaka.

16 de enero de 2013


Esta entrada se la quiero dedicar a todas aquellas crocheteras y crocheteros (que me consta que los hay) que conozco. No trato de daros envidia, pero ayer por la  mañana me llegaron mis agujas HAMANAKA directas de Japón. He leído muy buenas críticas sobre ellas navegando por internet y me moría de ganas por tener unas. Han sido mi regalito de Reyes atrasado.

Se trata de unas agujas de crochet muy cómodas y ligeras, se deslizan perfectamente a través de las hebras, son ergonómicas y muy fáciles de manejar. Tienen dos extremos con ganchillos de distintas medidas, lo que convierte al set en un completo juego de agujas para todo tipo de tamaños de lanas e hilos.


Vienen presentadas en un pequeño estuche de plástico muy práctico. ¿El precio? Unos 27 euros al cambio de Yenes japoneses más los gastos de envío por correo urgente (5 días han tardado). Sí, son caras...pero pienso amortizarlas con el montón de amigurumis que pienso hacer.


¿Os gustan? ¿Os gastaríais tanto dinero en este tipo de agujas? ¿Qué marca de agujas os va mejor? Mi madre usa Dama y está muy contenta con ellas.
Las he comprado es esta tienda por internet: http://global.rakuten.com/en/store/kanzawa/item/hahandyset/





Amigurumi: la Srta Bunny GLAMOUR.

14 de enero de 2013


Con la conejita más presumida del mundo hemos topado. Su nombre, Srta Bunny Glamour, ya lo dice todo. Y con su lacito rosa se siente ella muy coqueta.
El amigurumi se está convirtiendo en una adicción para mí, las agujas de ganchillo se han convertido en una proyección de mis manos y en una herramienta casi indispensable a la hora de ocupar mi tiempo libre. Tejer me llena de calma y me relaja, incluso diría que me hace más feliz.
Si queréis una Srta Bunny en casa, sólo tenéis que decírmelo. Está confeccionada con lana acrílica de color beige, tu tamaño es de 10x7 cm y su precio es de 6€ + gastos de envío (correo certificado). Podréis elegir el color del lacito: rojo, rosa, azul, verde, amarillo, naranja y lila.

Aquí os dejo una sesión de fotos a la que se ha prestado esta mañana con mucho gusto. Se nota que le gusta posar.




¡¡¡Ahhh!!! Tengo que contaros una gran noticia: Mr. Puso y La Vaquita Presumida han encontrado casa. Se van para Granada, a un pueblecito que se llama Vegas del Genil. Me ha dicho un pajarito que sus nuevos dueños, Andrea y Jesús, los van a cuidar muy bien. Así yo me quedo tranquila y contenta :)

Y atentos a estos días, que hay nuevo tutorial a la vista...¡¡no os lo perdáis!!


Un cubretazas de crochet.

12 de enero de 2013


Estos días, cuando el trabajo me deja respirar, estoy centrando mi creatividad en el mundo del crochet. Compré unos ovillos de algodón en una tienda de mi ciudad a un precio más que razonable y que no tienen nada que envidiar a los de Natura de DMC. Y con ellas estoy trabajando. Uso normalmente el ganchillo de 2mm para que el punto me quede bien apretadito.
Estoy deseando que ese encuentro crochetero en Málaga se haga realidad, me encantaría conocer a gente con la misma pasión y poder organizar algún taller o curso a lo bestia.

El patrón para hacer el cubre tazas es muy sencillo, lo he ido sacando de fotos que he ido curiseando por internet. Estoy muy contenta con el resultado.


He decidido colgarlas en mi tienda de Artesanio y de Artesanum, junto con las tazas. El precio es asequible, por 8€ + gastos de envío (correo certificado) podréis tener en casa este conjunto original y hecho a mano con cariño. Los colores que podéis elegir son: rosa claro, amarillo pastel, rojo, turquesa, verde claro y naranja claro.

¡¡Espero que os gusten!! ¡¡Besitos, pomelines!!


La Srta Pomelo presenta a.....Mr. Puso!

7 de enero de 2013


Aquí está, ha llegado hace poquito de una madeja de lana de algodón, guiado a través de mis manos. Se llama Mr. Puso y está confeccionado con mucho cariño, en el calor de una tarde de invierno cerca de la estufa y la mesa camilla.

Se trata de un peluche super tierno elaborado con la técnica de amigurumi. Es de lana 100% algodón, ojitos de seguridad, relleno sintético y hocico de fieltro. Sus dimensiones son de 9x7 cm. Puedes escoger el color de la pajarita, o incluso si prefieres que lleve un lacito en la cabeza.

Su precio es de 6€ más gastos de envío (correo certificado).

Es ideal para colgar del bolso, para usar como llavero, como brochecito o simplemente como adorno. ¿A qué esperas para adoptarlo? Un regalito estupendo para alguien especial.



DIY: un ratoncito alfiletero.

3 de enero de 2013


Ante todo....feliz año nuevo 2013. Vamos a empezar el año con buen pie y estrenando un DIY muy molón, práctico y gracioso. Ya sabéis todos mi afición por los alfileteros. No sé por qué, pero me encantan. Y éste que os muestro hoy es de los más cuquis que he hecho. Es un ratoncito muy presumido, o eso me parece a mí.

Los MATERIALES que vamos a necesitar son:

- Tela de dos colores/estampados
- Guata sintética
- Trocito de 10 cm de cuero
- Máquina de coser
- Hilo de bordar, aguja y tijeras


Cortamos un triángulo equilátero de 14 cm de lado, dos círculos del mismo tipo de tela de 2,5 cm y otros dos círculos del mismo tamaño de otra tela diferente. Cosemos dos círculos de cada tela enfrentando derecho con derecho, dejando un hueco para darle la vuelta. Le hacemos unos pliegues en la base y cosemos.
En una de las esquinas del triángulo, bordamos dos ojitos, un hocico y una boca.


Colocamos las orejitas a ambos lados de la carita bordada en la esquina del triángulo, con la parte rosa hacia abajo, y las sujetamos con alfileres.

Doblamos el tríangulo de tela uniendo primero una esquina con otra, dejando el derecho de la tela enfrentado con el derecho de la tela y cosemos a máquina. Después cogemos la siguiente esquina, la unimos a las anteriores y cosemos de nuevo. Nos quedará sólo un lado sin coser. Por esa ranura meteremos el relleno y colocarmos la colita, servirá un trocito de cordón de cuero. Cerraramos csoiendo a mano con aguja e hilo y haciendo un pespunte invisible.

Pobre ratoncito, con los alfileres clavados...pero, ¡¡¡qué bonito queda!!!