Cómo hacer una planta crasa de fieltro.

15 de mayo de 2017



¡¡Buenos días de luneeees!! Empezamos una nueva semana con ganas, energía y un nuevo tutorial para los amantes del fieltro y la costura.
Vamos a realizar un nuevo proyecto con el que disfrutar cosiendo a mano y decorando un rincón de nuestra casa o realizando un detalle para regalar. Se trata de elaborar una planta crasa de fieltro con materiales asequibles y fáciles de encontrar.

Los cactus y las plantas crasas son de mis favoritas. Las que son reales no necesitan muchos cuidados: poca agua, sol y casi nada más. Yo tengo una colección bastante bonita en una esquina de mi patio y la verdad es que decoran muy bien.
Ésta que confeccionaremos hoy no necesita ningún cuidado, nunca se nos marchitará...

Para realizar esta manualidad vamos a necesitar los siguientes MATERIALES:

Fieltros de los colores: verde, gris y marrón
Moldes de papel
Hilos de los colores: rojo, gris y marrón
Agujas y alfileres
Tijeras
Relleno sintético o guata
Unos guijarros
Pegamento o silicona caliente.


Vamos con el paso a paso, que es muy sencillo:

1. Dibujamos sobre el fieltro verde los moldes que previamente hemos elaborado. Para hacer los moldes en papel, dibujamos con lápiz una estrella de 6 puntas de tres tamaños distintos (de 7 cm de diámetro la más grande, 6 la mediana, 5 la pequeña y 4 la más pequeña (3 puntas). Una vez dibujadas las estrellas, redondeamos las puntas y recortamos. Ya tenemos los moldes.

Recortamos dos trozos de fieltro con cada molde.


2. Una vez recortados los trozos de fieltro con la forma de estrella, vamos a coser los dos trozos del mismo tamaño. Para ello, los fijamos con alfileres y usamos hilo rojo para unir los bordes. Usamos el punto festón.



3. Ahora vamos a hacer el macetero. Para ello recortamos un círculo de fieltro marrón de 5 cm de diámetro y una tira larga de 6x20 cm. Cosemos la tira alrededor del círculo con punto festón.
Añadimos unas piedrecitas en el fondo, rellenamos con guata sintética y cosemos la pieza gris, que es un círculo de 6 cm de diámetro.




4. Unimos todas las piezas de fieltro verde menos la última pieza (de 3 puntas), cosiéndolas por el centro y dándole una especie de rizo a las hojas. Después, con pegamento o silicona caliente, pegamos la última pieza.
Después lo pegamos todo a la pieza gris del macetero.



5. opcionalmente podemos adornar el macetero con un lacito, cualquier charm o abalorio que tengamos guardado en el costutero o bordar algún nombre en el fieltro marrón antes de coserlo...eso ya es a nuestro gusto. ¡¡Y listo!!



Espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo post...¡¡besos soñadores!!

Amigurumi: Conchita de @deestraperlo.

4 de mayo de 2017


Conchita es su nombre y su creadora es María. Este entrañable amigurumi sale de la que yo llamo fábrica de sueños, la mente privilegiada de una chica que imaginó un patrón de ganchillo y lo hizo realidad. Y todo quedó plasmado en un momento en papel y después en De Estraperlo.

Conchita Loves You, así comienza la historia de este simpático muñequito tejido a crochet. He dejado enlazada su historia para que podáis conocerla mejor.

Conchita es un muñeco fácil de hacer y al que le puedes cambiar un poco el patrón para hacerlo más sencillo y más al gusto. El resultado es bien original, no es el típico amigurumi que vemos por Pinterest o Instagram y resulta gracioso y único para regalar.

Para elaborarlo utilicé lanas de algodón de la marca DMC Natura Just Cotton en 5 colores básicos:

- Azul para los "pantalones"
- Gris para la "camiseta"
- Nácar para la pajarita
- Canela para parte de la cabeza y orejas
- Blanco para el hocico
- Hilo grueso negro para bordar la nariz.

La pajarita es opcional, pensé en la idea de tejer una y acoplársela y la verdad es que me gustó el resultado. Las agujas de ganchillo que usé son unas muy similares a las Clover de mango de colores, con el tamaño de punta de 3 mm.
Y por supuesto, el patrón de Conchita, sin él no podría haberlo hecho.
Se tardan aproximadamente unas 3-4 horas en confeccionarlo, a una velocidad moderada y sin parar a descansar, jejejeje.
De relleno lleva guata sintética y en la cabeza lleva ojos de seguridad negros de 8 mm. Para coser las distintas partes del muñeco se necesita aguja lanera.





IDEA: alfiletero acoplado a la máquina de coser.

1 de mayo de 2017


¡¡¡Hola hola pomelillos!!! Feliz comienzo de semana. Pues bueno, ya es lunes y vuelvo con vosotros al blog con una idea genial para aquellas que sois (somos) amantes de la costura a máquina y queremos mantener una buena organización en nuestra mesa de trabajo.

¿Cuántas veces os ha pasado que estáis cosiendo a máquina y mientras vais quitando los alfileres os lo metéis en la boca o los dejáis a su suerte sobre la mesa? Corréis el riesgo de pincharos, perder los alfileres, engancharos...

Pues con este truco se va a acabar. Se trata de elaborar un sistema que nos permita tener el alfiletero siempre a mano, que sea de quita y pon y que nos permita acoplarlo a la máquina de coser.
Muy sencillo, con un poco de velcro.

Con un poco de velcro pegado (o cosido) al alfiletero y otro trozo en la máquina podemos pegarlo y despegarlo las veces que queramos, manteniendo los alfileres siempre a mano salvándonos de pinchazos y pérdidas.

El velcro podemos pegarlo con silicona caliente aunque también existen los que ya vienen con adhesivo. Yo he probado con silicona caliente y me ha ido genial. Cuando he querido quitarlo de la máquina he tirado con fuerza y ha salido de una pieza, sin dejar marcas ni manchas.

Si quieres trabajar con el alfiletero en otra superficie de trabajo u otra habitación, no tienes más que separarlo y llevarlo contigo. Cuando vuelvas a la máquina, lo vuelves a enganchar y listo.

La máquina que yo suelo usar es una Singer electrónica que compré de segunda mano a una chica argentina, muy similar a ésta (te dejo el enlace aquí). Son máquinas buenas y robustas con una calidad de costura impresionante. Suelo usar esta máquina y otra más sencilla para pequeños trabajos de costura (aún no me he atrevido a hacer ropa), pero de pequeña usaba una máquina Alfa de mi madre para hacerle vestidos a las muñecas.







Otra idea que podemos realizar es la de añadir al alfiletero un elástico que rodee el brazo de la máquina, para que así quede también sujeto (en el caso de que no queramos pegar velcro en la máquina).
He visto también costureras que hacen un pequeño bolsillo acoplado a medida en el brazo de la máquina donde colocan las tijeras y los demás accesorios, llevando cosido el alfiletero por fuera.

Sea cual sea el método, el tip está en no dejar los alfileres sueltos.
Espero que os hayan gustado estas ideas, un beso soñador y nos vemos en el próximo post!