Invítame a un café

DIY: un bolsito de punto multiusos.

16 de diciembre de 2013


Buenos días pomelillos. ¿Cómo hemos empezado la semana? Espero que con mucha energía y ánimos.
Hoy os quiero enseñar un proyecto que se me ocurrió sobre la marcha y que ha dado buen resultado (al menos para mi gusto), ya que a veces, las mejores ideas nacen de repente y sin ser meditadas mucho.

Resulta que tenía por casa una madeja de lana amarilla con la que comencé lo que iba a ser una bufanda o cuello (no lo tenía claro) y que no tenía acabado. Pensé que si lo dejé a medias es porque a pesar de todo, no lo iba a terminar. Así que rematé la labor por donde la llevaba, unos 33 cm de largo, y pensé en "reciclarla".

Nació entonces este bolsito de punto multiusos, que se puede usar como bolso de mano, neceser, guarda-documentos....

Está hecha con lana acrílica para agujas de 3-3.5 mm y en punto BOBO. Vamos con los materiales que vamos a necesitar:

- Un tejido hecho de punto (podéis sustituirlo por fieltro, tela, arpillera...lo que queráis)
- Tela de algodón para hacer el forro interior
- Dos botones
- Aguja e hilo para coser a mano
- Tijeras
- Cinta métrica
- Alfileres


Lo primero que vamos a hacer es coger el ovillo de lana amarilla y hacer dos ojales en uno de los extremos de la labor rematada. Yo he tomado como referencia la mitad del tejido, midiendo con la cinta métrica y dejando 4 cm por ambos lados.


Luego medimos el total de la labor (ancho y alto). Estas medidas serás las mismas que usaremos para cortar la tela del interior. A esta tela le vamos a planchar unos dobladillos de medio cm en todos sus lados y seguidamente la colocamos sobre el tejido, afianzándola con alfileres.
Fijaos que la tela está al derecho y los dobladillos hacia dentro.


Con aguja e hilo (yo he cogido de color blanco porque luego no se va a ver, pero si es del mismo color que la labor, mejor), vamos cosiendo la tela con puntadas pequeñas y casi invisibles.


Una vez cosida la tela interior, doblamos la labor dejando una solapa, afianzamos con agujas y cosemos ambos laterales. A la misma altura de los ojales, cosemos los botones. ¡¡¡Y listo!!! Nuestro bolsito multiusos está listo para utilizar, regalar, vender...


Yo, por ejemplo, lo voy a usar para llevar en el bolso de calle unas toallitas, mi cepillo de dientes de viaje, un poco de maquillaje...


Espero que os haya gustado y que aprovechéis todas las cosillas que tengáis por casa y que no sepáis que uso darle. Porque de una labor abandonada puede surgir otra nueva. Un beso soñador a todos :)

11 comentarios:

  1. Qué cosa tan mona... no me puede gustar más! Quien supiera tricotar ;-)
    Un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. que monos!! Tengo una imperiosa necesidad de aprender a tejer!! MUACKS

    ResponderEliminar
  3. Precioso!!! la combinacion de la lana. la tela y los botones me encanta! artista!!!!

    ResponderEliminar
  4. estoy de acuerdo contigo, las mejores ideas surgen sin meditarlas mucho! y a los hechos me remito... te ha quedado monísimo.

    ResponderEliminar
  5. Así lo haces a medida de tu bolso :)

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito! me ha encantado!
    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Te quedó genial,tomo nota porque yo también tengo cositas por ahí sin darle uso y puede que las deba reutilizar! ;). Si te gusta el patchwork puedes visitar nuestra web: www.snycrafts.com

    ResponderEliminar