Invítame a un café

DIY: letras fluorescentes de escayola.

11 de julio de 2016


Buenos días pomelines. El tutorial de hoy está inspirado en unas ideas que vi por Pinterest y que me parecieron geniales para llevarlas a cabo a mi manera, dándole mi toque personal. Se trata de unas letras hechas de escayola (en la idea original usaban cemento). La escayola es más económica, más rápida de endurecer y secar y el resultado puede ser el mismo. Cuando decidí hacer este DIY, me fui al polvero más cerca de casa y la bolsa de un kilo de escayola me costó 1€. El molde de silicona con letras lo compré en Aliexpress y me costó unos 8€ y los pintauñas de color fluorescente me costaron 1€ cada uno, así que por poco más de 10€ podemos hacer nuestras letras para decorar o regalar.

El resto de materiales son: agua, palito de madera y recipiente de plástico para la mezcla de escayola.


1. Mezclamos la escayola en polvo y el agua de la siguiente manera: vertemos el agua en el recipiente de plástico y vamos añadiendo poco a poco la escayola en polvo y removiendo a la vez para que no se formen grumos ni burbujas de aire. Añadimos escayola hasta que tengamos una mezcla espesa, de la consistencia del yogur líquido.


2. Vertemos la mezcla en el molde, en las letras que queramos tener. En el caso de querer formar una palabra con letras repetidas, tendréis que esperar a que solidifique la primera, desmoldar y volver a rellenar.


3. Esperamos a que endurezca, sobre unas 2-3 horas y desmoldamos con mucho cuidado. Como donde yo vivo ahora es verano y hace calor, el tiempo de endurecimiento puede variar y ser más corto. Además, eso también depende del espesor de la mezcla inicial, cuanto menos agua, más rápido endurece.


4. Después del desmoldado, el tiempo de secado es de unas 24 horas en ambiente cálido y seco. En ambientes fríos y húmedos puede tardar más. Podéis dejar un trozo de papel absorbente de cocina debajo si queréis acelerar el proceso de secado.


5. Una vez secas las letras llega el momento de decorarlas. Podéis usar pintura acrílica, spray o como yo, pintauñas de colores fluorescentes, ya que secan rápido y quedan con aspecto brillante. Si queréis añadir detalles, podéis usar rotuladores permanentes encima de la pintura.


Dejamos secar la pintura y ya tenemos listas nuestras letras neones para decorar una estantería, nuestro lugar de trabajo, la habitación de los peques o cualquier rincón bonito de casa.


Espero que os haya gustado este tutorial tan molón. De hecho estoy pensando en hacer retos PINTEREST, donde coger ideas y después ponerlas en práctica. ¿Qué os parece? ¿Os apuntáis? Dejadme algún comentario en el post y miro cómo lo puedo organizar.

Un beso soñador, pomelillos y feliz día :)

2 comentarios:

  1. Pues la verdad es que mola mucho la idea. El resultado está genial ^^^

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Está curiosa la idea, y el toque neón le da un puntazo

    ResponderEliminar