Invítame a un café

DIY: alfiletero vintage con encaje.

29 de agosto de 2016


He aquí la fan número uno de los alfileteros: grandes, pequeños, normales o vintage...todos me gustan. Y también me gusta hacer mis propios diseños, con bordados, con distintos materiales, lisos, reciclados...
Por aquí os dejo algunos enlaces para que os hagáis una idea:

- Tarro alfiletero
- Fresas-alfiletero
- Alfiletero granny square
- Alfiletero donut de fieltro
- Ratoncito alfiletero
- Alfiletero de patchwork
- Alfiletero reciclado
- Alfiletero vintage
- Alfiletero bordado
- Alfiletero lata atún
- Alfiletero-pulsera

¿Veis? Son un montón de tutoriales que podéis ojear y hacer, ya que son todos muy fáciles.

Hoy me apetecía mucho mostraros el último acerico que he cosido, con un toque vintage que me gusta mucho, lazo y encaje incluidos. La tela no puede gustarme más, es una tela 100% algodón con un estampado super bonito y con tonos de mi color preferido, el rosa. La compré en una de las tiendas Tiger de mi ciudad por unos 3€ el retal de 50x50 cm. He de decir que no resulta muy barato, pero siempre que voy allí, acabo pecando en algo.

Vamos con el paso a paso y los materiales que vamos a necesitar:

- Un trozo de tela estampada de 15x10 cm
- Un trozo de tela lisa de 15x10 cm
- 15 cm de encaje
- 15 cm de lazo
- Tijeras
- Alfileres
- Aguja e hilo
- Relleno sintético
- Máquina de coser


1. Pasamos el lazo entre los puntos del encaje. Si el encaje que tú tienes no tiene por donde introducir el lazo, déjalo por encima y lo fijas con alfileres para que no se mueva.


2. Fijamos el encaje a la tela estampada y la cosemos a máquina con pespunte recto. Si no tienes máquina, cóselo a mano.


3. Una vez cosido el encaje, enfrentamos las telas, derecho con derecho, fijamos con alfileres y cosemos todo el contorno a 0,5 cm del borde, dejando una pequeña abertura de unos 4-5 cm en uno de los lados.



4. Cortamos las esquinas y los bordes sobrantes, quitamos los alfileres y damos la vuelta al rectángulo por la abertura que habíamos dejado.


5. Sacamos bien las esquinas con la ayuda de la punta de las tijeras, quitamos los hilos que sobren y planchamos, procurando que el dobladillo de la abertura quede hacia adentro. Eso nos ayudará después a coserlo y que no se note la costura.


6. Rellenamos por el hueco con guata sintética hasta tener el grosor adecuado.


7. Cogemos con un alfiler la abertura y la cosemos con punto invisible. La puntada invisible es una forma de coser un hueco sin que se note la costura.




Y listo, ya tenemos nuestro alfiletero vintage con encaje listo para usar. Queda precioso.




Espero que os haya sido útil, podéis dejarme comentarios si os ha gustado o si tenéis alguna duda del tutorial. Un beso soñador, nos vemos en el próximo post ;)

3 comentarios:

  1. Creo que todas las "costureras" tenemos debilidad por los acericos! ¿Será por la obsesión de tener los alfileres a mano y a buen recaudo? jejeje... ¡Te ha quedado divino! besines!

    ResponderEliminar
  2. Monísimo, pero desde que tengo las gatas que todas estas cosas se guardan en cajas, porque cosa que ven, cosa que se meten en la boca, son tremendas. Incluso un día me sacaron las llaves de la bolsa y ya nunca más se supo de ellas.

    ResponderEliminar