Invítame a un café

DIY: un regalo para el día de la madre.

2 de mayo de 2013


Como cada año, el primer domingo de mayo se celebra, en España, el día de la madre. Me gusta celebrar este día tan especial porque mi madre es especial...es uno de los motores de mi vida y estoy en uno de esos momentos de la vida en los que quiero absorber todo lo bueno que ella me puede dar: su cariño, sus cuidados y sus conocimientos.
¿Por qué un regalo hecho por mí misma? Pues porque pienso que no hay mejor forma de demostrar el querer que invirtiendo parte de mi tiempo y mi dedicación a hacerle algo único y original.

Para mí, mi madre es un ejemplo a seguir. Es luchadora, trabajadora, sensata y muy muy cariñosa. Y yo la quiero mi vida por mil. Este regalito será para ella, vamos a poder echar largas horas entretenidas :)

Así que....no me enrollo más y ahí va el DIY de hoy. Necesitaremos los siguientes MATERIALES (económicos y reciclados, que no se diga):

- Un azulejo viejo
- Alcohol de quemar
- Piedras redondas de la playa
- Pinturas en spray
- Fieltro negro
- Pistola de silicona caliente
- Regla y rotulador indeleble


Cogemos un azulejo usado y viejo y lo limpiamos bien con alcohol de quemar y una bayeta que no suelte pelusas, de esas de microfibras. Preparamos una zona de trabajo ventilada con periódicos viejos. Vamos a pintar el azulejo con pintura en spray rosa. Lo haremos a una distancia de unos 15 cm y moviendo la mano en zigzag, para que la pintura no chorree y cubra toda la superficie. Repetiremos la maniobra al cabo de unos minutos si es necesario otra capa de pintura. También pintaremos las piedras por las dos caras con spray plateado, dejando secar bien entre una cara y otra.


Recortaremos un trozo de fieltro negro del mismo tamaño que el azulejo (15x15 cm). Con ayuda de una pistola de silicona caliente, lo pegaremos en la parte posterior de la loza. Después quitamos bien los hillos que puedan quedar.


Con la ayuda de una regla y un rotulador indeleble negro, hacemos unas marcas cada 5 cm y las unimos con líneas rectas. A las piedras les pintamos círculos y cruces.



Para el packaging vamos a necesitar papel de embalar, alguna etiqueta, lazo y cinta adhesiva.


¿Qué os parece? Creo que no me ha quedado nada mal, aunque está feo que yo lo diga, jajaja XD

11 comentarios:

  1. Qué regalito tan original. Tu madre estará encantada con él :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta! te ha quedado precioso!

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito y original. Seguro que a tu madre la encanta. Un beso.
    www.elrincondecostura.com

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado!!!!!! :D Seguro que pasaréis horas jugando!
    besiko!

    ResponderEliminar
  5. Lo más simple es a veces lo más bello y emotivo. Esta genial, me encantan tus ideas!

    ResponderEliminar
  6. Qué original!!!!!Muy creativo, me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar
  7. Que buena idea hacerlo con un azulejo. Seguro que le encanta ;)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que está precioso y seguro que a tu madre la hace mucha ilusión :)

    ResponderEliminar