Invítame a un café

DIY: CACTUS DE CROCHET

6 de junio de 2016


¡¡Hola pomelillos!! Siento estar tan ausente pero es que mi vida fuera de las redes sociales no para. Estoy muy ocupada acabando mis prácticas de laboratorio, cuidando a la familia y preparándome unas oposiciones...así que imaginad....

Pero me gusta de vez en cuando desconectar de todo eso y relajarme con mis manualidades, que no es poco. Hoy os quiero mostrar una DIY muy fácil para todas las crocheteras del mundo mundial. Ahora están de moda, como las piñas (os dejo un enlace para hacer una piña de amigurumi aquí, con patrón gratis). Y este no se os va a secar en la vida, no necesita agua y dicen que absorbe las malas ondas de los aparatos eléctricos.

Los materiales que vais a necesitar son:

Lana de color verde
Lana de color marrón oscuro
Lana de color rosa
Aguja lanera
Tijeras
Mini macetero de terracota
Aguja de crochet
Relleno sintético o guata


La lana que yo he usado es la de CARICIA SPORT y aguja de 5 mm.

Lo primero que hay que hacer es montar 20 puntos de cadeneta (o el largo que tu quieras para tu cactus, ya lo quieras más redondito o más alargado). El siguiente paso es ir haciendo vueltas en punto bajo, tantas como ancho quieras el cactus (en mi caso he hecho 28 vueltas) del tal forma que en cada vuelta no introducimos la aguja por el punto entero, si no por la hebra de atrás, así en todas las vueltas. Esto le da al tejido un efecto de ondas, como veis en la imagen de abajo.

Cuando acabes todas las vueltas, remata la labor y deja una hebra larga para luego coser. Esconde el hilo sobrante del inicio entre los puntos con la ayuda de una aguja lanera. Ahora toca unir ambos extremos del tejido y lo cosemos con la hebra larga que habíamos dejado, introduciendo la aguja lanera punto por punto. Luego cierra uno de los extremos del cactus con esa misma hebra y tira fuerte para que quede bien cerradito. Rellenamos el cactus con guata sintética y cerramos la parte de abajo, quedando una especie de pelota verde.

Para hacer la base marrón, hacemos un anillo mágico de 6 pb. En la segunda vuelta hacemos aumentos en todos los pb hasta tener un total de 12 pb. En la siguiente vuelta hacemos 1 pb + aumento hasta tener un total de 18 pb. En la cuarta vuelta, hacemos 2 pb +aumento hasta tener 24 pb. Y seguimos haciendo puntos bajos más aumentos hasta que el tejido tenga el mismo diámetro del año del macetero. Cuando tenga el mismo diámetro, paramos de hacer aumentos en cada vuelta y hacemos 2 vueltas sin aumentar, es decir, hacemos un pb por cada pb de la vuelta anterior. Y cuando hayamos hecho este par de vueltas, hacemos disminuciones hasta que el tejido quede casi cerrado Y lo rellenamos con guata sintética.



Cosemos el cactus a la base y lo encajamos en el macetero. Podemos introducir algunas piedrecitas en la base antes o después de rellenarlo con guata, para que haga de contrapeso y el macetero no se vuelque.
Y para acabar vamos a hacer la flor del cactus. Hacemos un anillo mágico de 5 pb y lo cerramos con punto deslizado. Después hacemos 4 cadenetas, cogemos hebra dos veces en la aguja y hacemos dos puntos altos dobles en el mismo punto (el primero de los 5 del anillo mágico) y acabamos el pétalo con 4 cadenetas más y un punto deslizado en el punto siguiente. Repetimos este paso 4 veces más, hasta tener en total 5 pétalos. Luego cosemos la flor en la parte superior del cactus.


Así nos quedará un cactus de amigurumi molón para nuestro salón, escritorio, mesita de noche...para la cocina o el jardín. Me encanta el resultado...¿y a vosotros? Un beso soñador y nos vemos en el próximo tutorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario